Volumen 18, No. 1, Art. 16 – Enero 2017



El análisis de datos en enfoques biográficos-narrativos: desde los métodos hacia una intencionalidad analítica

Marcela Cornejo, Ximena Faúndez & Carolina Besoain

Resumen: El análisis de datos es una etapa crucial en investigaciones cualitativas, influyendo la calidad y aplicabilidad de los resultados obtenidos. Los textos sobre análisis de datos suelen indicar principios generales a seguir, escaseando descripciones detalladas de los procedimientos involucrados. Los investigadores cualitativos privilegian difundir resultados de investigación, presentando muy someramente cómo se realizó el análisis y qué fundamentos epistemológicos lo sustentaron.

En este artículo, se presentan tres investigaciones que utilizaron procedimientos analíticos desde enfoques biográficos-narrativos: sobre memoria colectiva de la dictadura militar chilena; transmisión transgeneracional del trauma en nietos de víctimas de prisión política y tortura durante la dictadura chilena; y procesos de transformación de subjetividades en pobladores de sectores populares en Santiago. Se presenta en detalle cómo fue diseñado, ejecutado y recreado el análisis de datos en el desarrollo de los procesos investigativos, problematizando epistemológica y metodológicamente las decisiones tomadas en cada fase.

Se propone la intencionalidad analítica como una forma de enfrentar el análisis, considerando tres dimensiones: la reflexividad del investigador y su equipo; una escucha polifónica, la que abre nuevas y múltiples opciones de análisis; y el ejercicio sistemático de escritura como una forma de construcción y divulgación del conocimiento. Estas dimensiones pueden contribuir a dotar de sentido al trabajo el análisis de datos en la investigación cualitativa.

Palabras clave: análisis de datos; enfoques biográfico-narrativos; dispositivos de escucha; intencionalidad analítica

Índice

1. Introducción

2. El problema del análisis de datos en la investigación cualitativa

3. Propuestas de análisis desde relatos de vida: reconstruyendo tres investigaciones

3.1 Memorias generacionales del pasado reciente en Chile

3.2 Transgeneracionalidad del trauma psicosocial

3.3 Subjetivación y habitar popular urbano

4. Discusión

4.1 Puesta en disposición clínica: la reflexividad del investigador

4.2 Puesta en disposición analítica: la escucha polifónica

4.3 Puesta en disposición creativa: escritura y producción de conocimiento

4.4 A modo de cierre (y apertura)

Agradecimientos

Referencias

Autoras

Cita

 

1. Introducción

Siendo el análisis de datos un aspecto central en el diseño y ejecución de estudios cualitativos, son escasos los textos que incluyen descripciones detalladas sobre cuáles son sus procedimientos y los fundamentos epistemológicos que los sostienen. Por su parte, los artículos que reportan investigaciones cualitativas, se centran más bien en resultados, ahondando escasamente en "cómo se llegó" a estos desde la producción y el análisis de datos. [1]

Este panorama es compartido en el ámbito de la investigación biográfica-narrativa. Son muchos los trabajos sobre su surgimiento, distinción con otros enfoques (CHASE 2011), pero escasos aquellos dedicados a formas concretas que adquiere el análisis de datos. [2]

Somos un equipo de investigación que lleva ciertos años trabajando de manera conjunta en investigación cualitativa y desde enfoques biográfico-narrativos. En este trabajo colectivo, además de realizar investigaciones cualitativas, han estado siempre presentes cuestionamientos acerca de cómo y porqué realizar este tipo investigación, intentando dotar de máxima reflexividad nuestra práctica. En este sentido, una atención a la llamada trastienda investigativa (WAINERMAN & SAUTU 1997) mostrando cómo se diseñan y realizan las investigaciones y dando cuenta de las condiciones psicológicas y sociológicas de producción ha sido siempre importante. Siguiendo a estas autoras, nos ha interesado reflexionar sobre el origen de las preguntas de investigación, ciertos desaciertos comunes en la investigación social, algunos problemas que suelen encontrase en los procesos investigativos y cómo se establecen estrategias para afrontarlos (CORNEJO et al. 2012). Así mismo, hemos llevado nuestra atención a ciertas tensiones presentes antes de iniciar el trabajo técnico de investigación o después de realizar el análisis de sus resultados, como señala DE ZÁRRAGA (2009), la relación entre investigador y demandante, la discusión de los planteamientos y de las interpretaciones y los usos de los resultados. [3]

En el desarrollo de nuestros trabajos de investigación también hemos puesto atención sobre otros dos aspectos. Uno relativo a las resonancias y efectos que la historia personal, familiar y social, tiene para el trabajo investigativo en un determinado objeto de estudio y para la práctica investigativa. Para ello hemos puesto atención en los trabajos de LEGRAND (1993, p.185; la traducción es nuestra) respecto al planteamiento de la "puesta en disposición clínica" del investigador, en la que señala la pertinencia para los investigadores de realizar un trabajo indagatorio durante todo el proceso investigativo. El otro aspecto tiene que ver con la propuesta de trastienda histórico-biográfica de VALLES (2009) quien, a través de su testimonio personal y a partir del de otros investigadores, retrata trayectorias académicas y profesionales relacionadas con la investigación cualitativa. [4]

Siguiendo estas líneas, presentamos y discutimos aquí algunas formas compartidas que hemos ido otorgando al proceso de análisis de datos en nuestras investigaciones. Pese a trabajar en objetos de estudio diferentes, hemos compartido el trabajo de diseñar y sondear procedimientos de análisis de datos. Esto nos ha permitido desarrollar y proponer consideraciones para el trabajo de análisis, mientras seguimos ensayando, aprendiendo y mejorando a través de nuestras investigaciones. [5]

Luego de puntualizar algunos aspectos generales respecto del análisis de datos en la investigación social cualitativa y en los enfoques biográfico-narrativos, nos detendremos en tres investigaciones realizadas. Para cada una presentaremos detalladamente sus opciones metodológicas, focalizándonos especialmente en sus procedimientos analíticos. Finalizaremos discutiendo las continuidades y particularidades que nos llevan a desarrollar propuestas y desafíos para el análisis de datos en la investigación cualitativa. [6]

2. El problema del análisis de datos en la investigación cualitativa

En los estudios cualitativos, el análisis de datos tiene un rol crucial. Una de las reglas básicas del diseño de estos estudios, apunta a que la selección de los participantes, la producción de datos y su análisis deben ser fases implementadas paralela y simultáneamente (FLICK 2002). En este escenario, según STALLER (2015), como la etapa del análisis no puede separarse fácilmente de un proyecto como totalidad, es difícil extraer principios generales para brindar a otros investigadores. Así, analizar datos desde la investigación cualitativa ha sido definido de diversas maneras: "moverse entre el campo y el texto" (DENZIN 1994, p.511, la traducción es nuestra); "hacer sentido a los datos" (LIAMPUTTONG & EZZY 2005, p.257, la traducción es nuestra); el "hoyo negro" de la investigación cualitativa señalan ST. PIERRE y JACKSON (2014, p.715, la traducción es nuestra), retomando las palabras de LATHER en 1991; el arte de construir relaciones edificantes entre los datos ("building bridging relationships") (STALLER 2015, p.148, la traducción es nuestra). [7]

Para LIAMPUTTONG y EZZY (2005), el análisis de datos comienza muy tempranamente en el inicio de un estudio cualitativo ya que sería parte del diseño, de la revisión de antecedentes, de la constitución de un marco teórico, de la producción de datos y de su ordenamiento y registro, e incluso de su presentación escrita. Aluden a que en los diferentes métodos de análisis, el primer paso es siempre la identificación de unidades de análisis. Luego, desde distintos procedimientos, el investigador comienza a interrogar estas unidades según cómo van apareciendo en los datos. [8]

De acuerdo a CRESWELL (2007), el análisis de datos representa un importante desafío para los investigadores cualitativos, siendo un proceso que se realiza en espiral, mediante movimientos circulares más que desde aproximaciones lineales y fijas. Este modelo tendría como procedimientos el tratamiento inicial de los datos (su organización en bases de datos, archivos y otros); la lectura y toma de notas para ir construyendo un sentido general a los datos; la descripción, clasificación e interpretación a partir de marcos teóricos, desarrollando temas y dimensiones de los datos a partir de sistemas de clasificación; y finalmente la presentación de los datos a partir de interpretaciones, representaciones y visualizaciones. [9]

La discusión sobre el análisis de datos no debiera separarse de aquellas referidas a lo que se considera como dato y a cómo los datos fueron producidos o recolectados (ST. PIERRE & JACKSON 2014). Así, según FLICK (2015) la investigación cualitativa oscila entre el uso de dos tipos de datos: los datos naturales o existentes − como conversaciones de la vida cotidiana −; o bien datos nuevos, producidos o provocados − como entrevistas −. Del mismo modo, plantea que para el análisis de datos, dos estrategias pueden escogerse: tomar los métodos existentes y aplicarlos a los datos; o bien tomar los datos como el punto de partida y utilizar estrategias desarrolladas específicamente para ellos. Para STARKS y BROWN (2007), elegir un método de análisis permite guiar una investigación a través de objetivos y propósitos, permitiendo que sus productos sean bien recibidos y útiles. Señalan que los distintos enfoques de análisis comparten el orientarse a la descontextualización de los datos (separación de estos de su contexto original y asignación de códigos según unidades de sentido) y su posterior recontextualización (revisión de códigos a partir de patrones, organización y reducción de datos en temas centrales, considerando todos los casos). [10]

Según LIAMPUTTONG y EZZY (2005), desde cualquier tipo de análisis los resultados tendrán presente al investigador, influenciándolos con sus teorías, emociones, ideas políticas. Así, lo importante será explicitar tales elementos al inicio de un proyecto. De forma similar, STARKS y BROWN (2007) entienden el análisis de datos como un proceso inherentemente subjetivo, en tanto el investigador es su instrumento, determinando la forma de llevar a cabo los procedimientos de codificación, categorización, descontextualización y recontextualización de los datos. Señalan que respecto a este rol, cada aproximación analítica tiene sus propias formas para evaluar el aseguramiento de calidad, rigor y confianza en los datos. [11]

STALLER (2015) considera que la mayoría de los estudios cualitativos se quedan muy apegados a la codificación del dato criticando esta aproximación entre otras razones, por su excesivo acento descriptivo, sin pasar a la interpretación ni reconocer la mediación del rol intelectual del investigador, pudiendo ser el análisis temático una adecuada alternativa para avanzar en la interpretación desde la descripción. Su postura es la de la "construcción de relaciones edificantes entre los datos" (p.148, la traducción es nuestra), en donde la interpretación implica un acto comprensivo y creativo de teorizar y relacionar los datos (la evidencia) con todo el estudio (su pregunta, literatura, implicancias y proyecciones) de modo que se vean transformados. [12]

En varias publicaciones relativas al análisis de datos en estudios cualitativos, diferentes investigadores repasan comparativamente métodos de análisis, o bien muestran los resultados de la utilización de diversos métodos a un mismo corpus de datos, al modo de multianálisis o análisis mixtos (COLLIER, MOFFAT & PERRY 2015; FLOERSCH, LONGHOFER, KRANKE & TOWNSEND 2010; HSIEH & SHANNON 2005; LIAMPUTTONG & EZZY 2005; STARKS & BROWN 2007). En todas estas revisiones, los autores coinciden en establecer diferencias en los desarrollos históricos y disciplinares de las distintas propuestas analíticas, y en establecer similitudes respecto a la manera de comprender y orientar el análisis. Los distintos análisis iluminarían aspectos particulares del material, siendo relevante reconocer los efectos que determinadas opciones metodológicas tienen en los tipos de preguntas y respuestas que se dan en la investigación (COLLIER et al. 2015). [13]

Las ciencias sociales y la psicología desde hace ya varias décadas han venido utilizando el relato de vida como estrategia para la producción de conocimiento científico, en el marco de los llamados enfoques biográficos y narrativos. Sin embargo, CHASE (2011) considera el campo de la investigación narrativa como un "campo todavía en construcción" (p.430, la traducción es nuestra), siendo más sencillo identificar complejidades y multiplicidades que aspectos comunes. [14]

De acuerdo a BOLÍVAR y DOMINGO (2006), el desarrollo de la investigación narrativa puede entenderse como una respuesta al momento actual postmoderno, caótico y desorganizado que parece resguardarse en el yo. La narración de la vida como estrategia metodológica representaría un lugar privilegiado para explorar preguntas sobre la subjetividad, al trascender el mero registro de la acción humana, estructurando la experiencia, las subjetividades y la realidad social. Además, según CORNEJO (2006), esta herramienta permitiría comprender fenómenos psicológicos y sociales, desde una coherencia con la metodología cualitativa, al posibilitar conocer realidades sociales desde los propios individuos a través de la narración que hacen de sus historias. Señala HARTMAN (2015) que una de las preguntas centrales de la investigación narrativa es cómo escuchamos, interpretamos y escribimos acerca de las narrativas que se han generado, la producción y el análisis de los datos. [15]

Respecto al análisis en la investigación biográfica-narrativa, especialmente en la tradición francófona (BERTAUX 1997; LEGRAND 1993), los autores declaran la inexistencia de una única forma de analizar los relatos. Como en la investigación cualitativa en general, la opción por determinados métodos de análisis considera las preguntas del estudio y particularidades de los objetos de estudio. CORNEJO, MENDOZA y ROJAS (2008) señalan diversas propuestas analíticas que han encontrado en el trabajo investigativo con relatos de vida, que toman y adaptan procedimientos desde la hermenéutica colectiva, el análisis actancial, la sociología clínica, el análisis de la identidad, entre otros. [16]

3. Propuestas de análisis desde relatos de vida: reconstruyendo tres investigaciones

Se presentan aquí tres investigaciones realizadas desde enfoques biográfico-narrativos, y que han utilizado el relato de vida como estrategia de producción de datos. Cada una de ellas será densamente descrita en sus andamiajes metodológicos, desde la construcción de su problema de investigación, hasta las diferentes opciones y fundamentos de la producción de datos, deteniéndose especialmente en sus estrategias analíticas. No serán reportados sus resultados, pero al describir sus implementaciones metodológicas, se irán incluyendo referencias a escritos donde estos han sido presentados y discutidos. [17]

Tal como señala RUBILAR DONOSO (2015), la enseñanza de la investigación no es pura experiencia, pero las experiencias de investigación contadas por sus protagonistas contribuyen a la generación de una memoria, que da nuevos sentidos al quehacer investigativo y permite la cadena de la transmisión del oficio. Nuestra apuesta de presentar aquí un breve relato de estas investigaciones, desde la voz de sus protagonistas, nos permite crear memoria y generar las condiciones para discutir en torno al análisis en investigaciones biográfico narrativas, y desde allí en investigaciones cualitativas en general. [18]

Estas tres investigaciones son autónomas en sus objetivos y su realización, pero fueron diseñadas desde una reflexión común que hizo suyo el desafío de construir métodos que permitan trabajar con la subjetividad del equipo de investigación y relevar el carácter dialógico del relato de vida. Cada una de ellas fue realizada por separado pero todas comparten la implementación de "dispositivos de escucha" (CORNEJO, BESOAIN & MENDOZA 2011, §43). Estos dispositivos, ajustados a los objetivos particulares y propios de cada investigación, permitieron el registro y la consideración en la producción y el análisis de datos de las condiciones de producción de cada relato, las características de la relación entre participante (narrador) e investigadora (narrataria), el desarrollo de espacios grupales que favorecieran la reflexividad sobre el proceso de investigación, así como instancias de tipo autoetnográficas en las que el equipo de investigación reflexionaba respecto de su propia relación biográfica con el tema investigado. [19]

Lo anterior afectó la manera en la que se llevó a cabo la producción de datos, pero sobre todo, permitió el despliegue de un análisis de datos atento a la naturaleza dialógica e intersubjetiva de lo relatado. Este análisis siguió distintos caminos según cada problema de investigación, sus preguntas y sus objetivos, pero es posible detectar un hilo conductor en relación a dar visibilidad a la cualidad responsiva del relato (BAJTÍN 1989; LEGRAND 1993), generando una escucha atenta a la dimensión plural y reflexiva del ejercicio analítico (ARFUCH 2002). [20]

A continuación presentaremos brevemente cada una de estas investigaciones, describiendo las estrategias metodológicas desarrolladas, poniendo especial énfasis en la dimensión del análisis del material. Nos parece importante contar, sucintamente, aspectos relativos a todo el proceso de investigación, en la medida que concebimos el análisis no como una etapa aislada sino como una dimensión que participa y forma parte de todo el proceso investigativo. Esto en tanto las opciones metodológicas previas y en especial los dispositivos de escucha, van generando las condiciones para escuchar, analizar e interpretar los relatos de vida. [21]

3.1 Memorias generacionales del pasado reciente en Chile

3.1.1 El problema de investigación

Más de 40 años han pasado desde el golpe de Estado que sacudió a Chile en 1973. Hasta ahora, se han construido diversas versiones e interpretaciones sobre lo sucedido en dictadura civil y militar, desde distintos sectores de la ciudadanía, organizaciones de derechos humanos, agrupaciones de víctimas y familiares, y desde las comisiones de verdad impulsadas por el Estado (CÁRDENAS, PÁEZ, RIMÉ, BILBAO & ASÚN 2014). Desde el mundo académico, el interés por lo sucedido también ha estado presente (LOVEMAN & LIRA 1999; STERN 2009; CORNEJO, MORALES, KOVALSKYS & SHARIM 2013a). [22]

Retomando el contexto cercano a la conmemoración de los 40 años del golpe, este estudio se desarrolló con el objetivo de indagar en la multiplicidad de memorias sobre la dictadura que circulan cotidianamente, a través de narraciones e imágenes, tanto desde una mirada individual, mediante relatos de vida (CORNEJO et al. 2013b), como desde una mirada interaccional, mediante grupos de discusión (REYES, CORNEJO, CRUZ, CARRILLO & CAVIEDES 2015). Aquí solo se hará referencia a la etapa de los relatos de vida. [23]

3.1.2 Participantes

Los participantes (25 personas, 11 mujeres y 14 hombres) en un comienzo fueron seleccionados de acuerdo a criterios muestrales definidos intencionadamente (PATTON 2002) y luego su selección fue guiada teóricamente (STRAUSS & CORBIN 1990). Los criterios definidos intencionadamente correspondieron a distintas posiciones discursivas (IBÁÑEZ 1992) que desde la literatura son consideradas relevantes en la configuración de memorias: generacional (MANNHEIM 1993 [1928], PENNEBAKER & BANASIK 1997); nivel socioeconómico (CHILE, MINISTERIO DE PLANIFICACIÓN 2006); experiencia de represión política (LIRA, BECKER & CASTILLO 1991; MARTÍN-BARÓ 1990); ideológica (CARVACHO, MANZI, HAYE, GONZÁLEZ & CORNEJO 2013, REYES 2009); y finalmente territorial (COMISIÓN NACIONAL SOBRE PRISIÓN POLÍTICA Y TORTURA 2004). [24]

3.1.3 Dispositivos de producción de datos

La producción de datos se implementó en base al dispositivo de producción de relatos de vida, realizado en dos encuentros. El primer encuentro incluyó la revisión y firma del consentimiento informado, la aclaración de posibles dudas y una discusión sobre los resguardos éticos referidos al anonimato y confidencialidad. Tras este momento, se pasó a la consigna para dar pie a la narración libre del participante: "cuénteme su historia de la dictadura". Consigna suficientemente amplia e inestructurada como para permitir que el narrador comience y organice el relato de su historia por los eventos que él mismo considera relevantes. Una vez recorrida esta historia por el participante, se le preguntó "¿desde dónde cree que se ha ido armando su historia?", lo que apuntó a las fuentes desde las cuales se construye su historia. Este primer encuentro finalizaba con una invitación al segundo, recordándole que su relato sería transcrito y enviado para su lectura previa al segundo encuentro, y además solicitándole llevar 3 a 5 fotografías, que le sirvieran para contar su historia de la dictadura a personas de otras generaciones. [25]

El segundo encuentro comenzaba con una indagación acerca de las reacciones tras el primer encuentro, buscando ahondar en qué le pasó al narrador al contar su historia de la dictadura y al leer la transcripción. Posteriormente, se trabajaba sobre cada una de las imágenes aportadas por el narrador, profundizando en la descripción de estas, los motivos de su elección. Finalmente, el encuentro cerraba con un agradecimiento por la participación en el estudio y con la entrega un pequeño obsequio al participante y se acordaba el envío de la transcripción del segundo encuentro. [26]

3.1.4 Procedimiento y dispositivos de escucha

Los relatos se realizaron entre marzo de 2011 y enero de 2012. Los narratarios fueron cuatro psicólogos y dos sociólogas. El intervalo promedio entre la realización del primer y segundo encuentro fue de 27 días. La duración promedio del primer encuentro fue de 73 minutos y del segundo, de 59 minutos. [27]

Dada las opciones epistemológicas del enfoque biográfico − hermenéutica, existencial, dialéctica y constructivista (CORNEJO et al. 2008) − se consideró relevante antes de iniciar la producción de relatos con los participantes, que las investigadoras a cargo del proyecto relataran sus propias historias de la dictadura, considerándose situadas desde una posición generacional, un territorio, un grupo social. Esto lo hicieron en formato escrito y luego cada relato fue analizado colectivamente por ellas, en una fase que se denominó autorrelatos (para este ejercicio ver CRUZ, REYES & CORNEJO 2012). [28]

En esta investigación, uno de los dispositivos de escucha implementado fue las Notas del transcriptor, que registró, a partir de la escucha activa de la grabación de los encuentros entre narratario y narrador, las distintas reflexiones que surgen en el trabajo de transcripción. En estas notas los transcriptores ahondaron en 3 elementos principales de los encuentros: la situación de interlocución (particularidades en la relación entre narrador y narratario); las pistas para la producción del próximo encuentro; y finalmente las pistas transversales para el análisis de las historias (donde se ahonda en ejes analíticos emergentes, tanto singulares como transversales). [29]

Otro dispositivo de escucha fueron reuniones de interanálisis (CORNEJO et al. 2011; LEGRAND 1993) en las que cada integrante del equipo presentó y discutió grupalmente el proceso de producción y análisis de sus relatos. Esto tuvo como objetivo dar mayor robustez y calidad a los análisis y promover activamente procesos de triangulación (WASSERMAN, CLAIR & WILSON 2009). Esto permitió además la generación colectiva de ejes analíticos que fueron emergiendo y nutriendo la producción de los relatos y sus análisis. [30]

3.1.5 Análisis de datos

Para el análisis de los relatos se diseñó un dispositivo analítico que articula dos lógicas de análisis (CORNEJO et al. 2008): una lógica singular y una lógica transversal. Desde una lógica singular se analizó cada historia particular, mediante el dispositivo Informe de presentación de caso, desarrollado por el narratario a cargo de los encuentros con el narrador en conjunto con el transcriptor que participó como acompañante en la producción de ese caso. Este informe consideró: antecedentes del narrador (información como seudónimo, edad, estado civil, territorio, experiencia de represión, entre otros); condiciones de producción de los encuentros A y B (tipo de contacto, criterios para el reclutamiento, reacciones del narrador ante la invitación a participar del estudio, el lugar escogido, nuevas preguntas para el segundo encuentro); contexto de interlocución (analizando las posiciones desde dónde se cuenta la historia, a quién es dirigida, y el tono emocional durante los encuentros). [31]

Este informe desarrolla además distintos ejes analíticos para la historia de vida: la trama y la intriga de la historia, herramientas adaptadas desde RICOEUR (2000); los personajes que conforman y desarrollan la historia: principales, secundarios, episódicos, específicos y generales; la posición social del narrador: marcas sociales que lo identifican y que actúan como referentes en su relato tanto desde ciertas estructuras sociales − clase, etnia, género, posición ideológica, entre otras −, como desde posiciones narrativas o discursivas (BAJTÍN 1989): quién habla y desde qué lugar se articula su historia en el relato; y finalmente la dialogía intergeneracional (REYES 2009), el espacio relacional que se produce entre generaciones al hacer memoria del pasado, indagando desde qué generación se enuncia el recuerdo y a qué generaciones se dirige; y respecto a las imágenes: características distintivas de la selección de estas y de su conjunto. [32]

Desde una lógica analítica transversal se reconstruyeron ejes analíticos temáticos de la fase singular, retomando además ejes analíticos emergentes. A partir de estos ejes se volvieron a analizar las 25 historias de manera conjunta, rescatando elementos globales del fenómeno estudiado. La lógica transversal permitió la comparación constante (STRAUSS & CORBIN 1990) entre diferentes participantes, otorgando claves para la comprensión de las relaciones entre los elementos que actuaron desde el muestreo intencionado (PATTON 2002) en la selección de los participantes (posición generacional, socioeconómica, ideológica y territorial). [33]

Ambas lógicas analíticas articularon métodos provenientes del análisis de contenido (ANDRÉU ABELA & PÉREZ CORBACHO 2009) y un análisis para relatos biográficos inspirado en teorías narrativas y dialógicas (ARFUCH 2002). Como se señaló previamente, las Notas del Transcriptor y las Reuniones de Interanálisis, constituyeron material que nutrió los análisis de los relatos, en su lógica singular y transversal. [34]

3.2 Transgeneracionalidad del trauma psicosocial

3.2.1 El problema de investigación

Los traumas psicosociales producto de la violencia política (MARTÍN-BARÓ 1990) no solo afectan a las víctimas directas, sino que tienen consecuencias que permanecen en el tiempo y se transmiten transgeneracionalmente (ALTOUNIAN 2008). La mayoría de las investigaciones sobre transgeneracionalidad del trauma psicosocial se ha centrado en la transmisión entre la primera y la segunda generación de víctimas (BAROCAS & BAROCAS 1973; BECKER & DÍAZ 1998; EDELMAN, KORDON & LAGOS 1998). [35]

Existen estudios de transmisión transgeneracional del trauma psicosocial con tercera generación en Alemania con nietos de sobrevivientes del Holocausto (BAR-ON 1989), en España con nietos de víctimas de la Guerra Civil española y de la dictadura franquista (TREGLOWN 2014) y en Estados Unidos (HIRSCH 2008). Sus resultados concuerdan en que las experiencias traumáticas provocadas por la violencia política, se transmiten a través de las generaciones. Las dinámicas de evitación y silencio en torno a la experiencia traumática caracterizan las relaciones al interior de las familias de las víctimas, determinando la relación de los nietos con dicha experiencia. [36]

El presente estudio se inscribió en esta tradición y buscó comprender la transmisión e influencia transgeneracional del trauma psicosocial provocado por la violencia política en los nietos de ex presos políticos de la dictadura civil y militar chilena, a través de su propia narración biográfica. [37]

3.2.2 Participantes

Los participantes fueron catorce nietos de ex presos políticos de la dictadura chilena, ocho mujeres y seis hombres, con un promedio de 21,4 años de edad. Todos son de nivel socio-económico medio, con un promedio de 14 años de escolaridad. Ocho nietos provenían de la Región Metropolitana y seis de la Región de La Araucanía. Los participantes fueron seleccionados a partir de un muestreo intencionado de casos típicos (PATTON 2002), cuyos criterios de inclusión fueron: ser nietos de ex presos políticos cuyos abuelos hubiesen declarado ante la COMISIÓN NACIONAL SOBRE PRISIÓN POLÍTICA Y TORTURA (2004) habiendo sido calificados por esta. [38]

3.2.3 Dispositivos de producción de datos

Como dispositivo de producción discursiva se utilizó el relato de vida. Con cada participante, se optó por realizar tres encuentros que tuvieron una duración de entre una hora y una hora y media. Los encuentros fueron llevados a cabo por la investigadora y se realizaron en lugares, fechas y horarios acordados previamente con cada narrador. Se usó como consigna inicial "cuénteme su historia de vida como nieto de un ex preso político". [39]

Luego de darles información acerca del proceso de investigación se firmó un documento de consentimiento informado que formalizaba la participación y autorizaba la grabación en audio de cada encuentro y la utilización de los relatos de vida con fines científicos. [40]

3.2.4 Procedimiento y dispositivos de escucha

Los encuentros con cada participante se realizaron con un intervalo de tiempo de entre 15 y 20 días. Los relatos fueron transcritos y enviados vía correo electrónico a los participantes para su lectura antes del desarrollo del segundo y tercer encuentro. El reclutamiento de los participantes se realizó en dos etapas, primero mediante el contacto con informantes clave, dirigentes de agrupaciones de ex presos políticos y de derechos humanos, y luego los nietos fueron contactados por la investigadora. [41]

El desarrollo del estudio contó con el apoyo de tres asistentes de investigación recién egresados de la carrera de psicología, diferentes a la investigadora en edad, ciudades de origen, experiencia profesional e historias de vida relacionadas con la dictadura militar. Todas estas diferencias potenciaron la capacidad de escucha de los relatos. [42]

Se desarrollaron cuatro dispositivos de escucha (CORNEJO et al. 2011). El primero fue el cuaderno reflexivo, donde la investigadora tomaba notas sobre la relación de interlocución y las condiciones de producción de los relatos. El segundo fueron notas de campo de los asistentes de investigación, realizadas durante la escucha y transcripción de los relatos, en relación al proceso de narrar y a la interacción entre participante e investigadora. El tercero corresponde al proceso de interanálisis (LEGRAND 1993) en reuniones de la investigadora con los asistentes de investigación. En estas reuniones se analizaron los aspectos transferenciales y contra-transferenciales implícitos en la relación de interlocución. El cuarto dispositivo correspondió a la producción del relato de vida de la investigadora en relación a su propia historia de la dictadura. Esto se hizo una vez terminada la fase de producción de los relatos de vida de los nietos, en formato oral, y guiada por una psicóloga clínica e investigadora experta en el trabajo con relatos de vida. [43]

3.2.5 Análisis de datos

El análisis se desarrolló desde las propuestas del análisis narrativo de JOFRÉ (1990) y RICOEUR (1995). RICOEUR (1995) propone un proceso dialéctico para la interpretación del discurso, mediante conjeturas y validaciones. En este estudio, las hipótesis se fueron construyendo a medida que se producían los relatos de vida y se fueron incorporando en el proceso de análisis como ejes analíticos. [44]

El procedimiento de análisis siguió dos lógicas, una singular intra-caso y una lógica transversal inter-caso (CORNEJO et al. 2008). Para la etapa analítica singular en torno a cada relato de vida particular, se diseñó una herramienta denominada pauta de análisis singular, que utilizó los cuadernos reflexivos de la investigadora y las notas de campo de los transcriptores. El primer paso analítico, abordó un ordenamiento temporal de los eventos en el curso de vida del narrador, incluyendo lugar y fecha de nacimiento, datos educacionales, cambios de residencia, eventos familiares relevantes, ocupación actual y proyecciones a mediano y largo plazo. [45]

El segundo paso analítico singular, consistió en el análisis del narrador del relato de vida. Basado en las propuestas de las teorías del discurso (JOFRÉ 1990) se consideró: identidad de la voz narrativa; posición del narrador respecto a la historia narrada de la prisión política del abuelo; grado de conocimiento del narrador respecto a la historia de prisión política del abuelo y la historia social del país; rol del narrador en la historia; y finalmente, ideología política o religiosa del narrador. [46]

El tercer paso analítico singular, consistió en el análisis del lenguaje con que se narra el relato de vida (ibid.) en su dimensión subjetiva, que expresaba emociones o motivaciones relacionadas con la transmisión de la historia familiar de prisión política y tortura, y en su dimensión simbólica, analizando símbolos, emblemas o alegorías relacionadas con esa experiencia de transmisión. [47]

El cuarto paso analítico singular, consistió en determinar el rol de la narrataria durante la escucha de los relatos de vida, mediante marcas lingüísticas que determinaban a quién o a quiénes se les cuenta la historia de vida como nieto de un ex presos políticos. [48]

Todas las historias de vida reconstruidas a partir de la pauta de análisis singular fueron analizadas con la codificación abierta, axial y selectiva de la grounded theory methodology (teoría fundada) (STRAUSS & CORBIN 1990), permitiendo desarrollar y articular un conjunto de conceptos emergentes que constituyeron una primera propuesta teórica detallada y precisa de los fenómenos sociales en estudio. [49]

La segunda gran etapa de análisis, denominada lógica transversal, permitió el trabajo de revisión de las hipótesis preliminares para la construcción de dimensiones de análisis transversal a partir de los resultados de la etapa singular, permitiendo construir una propuesta teórico comprensiva para responder a la pregunta de investigación (para resultados ver FAÚNDEZ & GOECKE 2015; FAÚNDEZ, BRACKELAIRE & CORNEJO 2013; FAÚNDEZ, CORNEJO & BRACKELAIRE 2014). [50]

3.3 Subjetivación y habitar popular urbano

3.3.1 El problema de investigación

La situación actual de los pobladores de vivienda social en la ciudad de Santiago de Chile se inscribe en medio de transformaciones económicas, políticas y sociales que afectan a las sociedades del capitalismo tardío (HARVEY 1998) y que dialogan con elementos particulares de la historia local (HIDALGO 2005). En Latinoamérica se ha constatado la diversificación de la tradicional pobreza estructural y el agravamiento de los mecanismos de exclusión urbana (SARAVÍ 2004). [51]

En el caso chileno, los procesos vinculados al déficit habitacional fueron afectados considerablemente por procesos económicos iniciados en la dictadura civil y militar (1973-1989). Con el retorno a la democracia se desarrolló una voluntad política para erradicar la pobreza en Chile, edificándose viviendas sociales en continuidad con la lógica subsidiaria del Estado instalada en dictadura, basada en el ahorro familiar. Desde entonces, se estaría desarrollando un nuevo tipo de pobreza en las ciudades chilenas, distinta de la tradicionalmente asociada al subdesarrollo, vinculada estrechamente a procesos de "modernización económica" y sus políticas sociales de corte liberal, así como la transformación sociocultural en Chile los últimos años (BENGOA 1995; SKEWES 2006). [52]

En este contexto, el objetivo de esta investigación fue comprender los procesos de subjetivación de pobladores de vivienda social de la ciudad de Santiago, beneficiados por la política habitacional entre los años 2000 y 2009 (ARAUJO & MARTUCELLI 2012). Con ello se buscó conocer el impacto que las políticas de vivienda neoliberales han tenido en las subjetividades de pobladores de la ciudad de Santiago y discutir su relación con las nuevas marginaciones urbanas en Chile. [53]

3.3.2 Participantes

El total de participantes fue de 20 pobladores de vivienda social de Santiago de Chile, entre 25 y 50 años de edad, beneficiados entre los años 2000 y 2009. La investigación se realizó en dos estudios sucesivos. En el primero participaron 12 pobladores (11 mujeres y 1 hombre) a quienes se les solicitó narrar su historia de vida. En el segundo, participaron dos ex-comités de vivienda (8 pobladoras en total) y se realizaron entrevistas grupales y trabajo con fotografías. En este artículo nos referiremos únicamente al estudio 1 en su aspecto metodológico (para resultados de la investigación ver BESOAIN & CORNEJO 2015). [54]

Se realizó un muestreo intencionado (PATTON 2002), a través de informantes clave, provenientes de dos instituciones: la Fundación Techo (vinculada a la Compañía de Jesús) y antiguos funcionarios del Programa Chile Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo. [55]

3.3.3 Dispositivos de producción de datos

Se realizaron doce relatos de vida cuya consigna inicial fue: "Cuénteme la historia de cómo fue que llegó a esta casa". El relato ocurrió en dos encuentros, de 1 hora promedio de duración cada uno, realizados en un momento y lugar que cada narrador escogió, el que generalmente resultó ser su casa. Luego de quince días aproximadamente se realizaba un segundo encuentro, orientado a profundizar en algún aspecto del primer encuentro, o bien abrir el relato hacia nuevas temáticas de interés. Si bien los lineamientos para cada segundo encuentro eran distintos según el caso, se pidió a los narradores relatar al menos el momento del antes de la vivienda (que generalmente coincidía con la vida en el campamento), el momento de su participación en los comités para la vivienda, y el momento de llegada a la nueva vivienda y su vida cotidiana allí. Para resguardar la voluntariedad de participación, se realizaron procesos de consentimiento informado con cada participante, que culminaron con la lectura y firma de documentos antes de iniciar el relato de vida. [56]

3.3.4 Procedimiento y dispositivos de escucha

Los doce relatos de vida fueron realizados en cuatro series, de tres casos cada una, realizados simultáneamente durante 2 meses aproximadamente. Los relatos fueron audio-grabados y transcritos íntegramente por un equipo de transcriptores/interanalistas: tres psicólogos y una socióloga, capacitados para tales fines, y con quienes se firmaron contratos de confidencialidad. [57]

Se implementaron cuatro dispositivos de escucha (CORNEJO et al. 2011). Luego de cada primer encuentro, tanto la investigadora como los transcriptores, registraron aspectos relativos a las condiciones de producción y la situación de interlocución del encuentro, bajo la forma de un cuaderno reflexivo del investigador y de notas del transcriptor, respectivamente. [58]

Una vez elaborados los registros reflexivos y finalizada la transcripción del primer encuentro, se realizaba una reunión de seguimiento de caso con el equipo de transcriptores/asistentes, en el que cada caso era presentado compartiendo los registros del cuaderno reflexivo y de las notas del transcriptor. Se discutían pistas de análisis singulares y transversales, se hacían observaciones y sugerencias metodológicas y se preparaban las preguntas para el segundo encuentro. Luego de la reunión se completaba el cuaderno reflexivo de la investigadora con las nuevas pistas. [59]

Al finalizar cada una de las cuatro series de relatos de vida, se realizaron jornadas de interanálisis con el equipo de transcriptores donde se discutían las pistas y reflexiones analíticas emergentes, poniendo énfasis en los aspectos transversales de cada serie. También se reflexionaba sobre aspectos metodológicos, y se realizaban los ajustes que se estimaran necesarios para la serie siguiente. [60]

3.3.5 Análisis de datos

El análisis se desarrolló en dos fases, inspiradas en las concepciones del lenguaje y la identidad desde un enfoque narrativo dialógico, apoyado en las propuestas de BAJTÍN (1989) y RICOEUR (1990). El registro de los dispositivos de escucha fue fundamental para la comprensión del proceso discursivo en términos dialógicos. [61]

Un primer momento analítico, promovió una apertura de la escucha de los relatos de manera de hacerla plural (ARFUCH 2002). La principal herramienta para esta fase fueron los cuadernos reflexivos y las notas del transcriptor. Estos orientaron el registro de diferentes niveles de la interlocución entre narrataria y narrador:

  • Lo dicho: contenidos, temáticas privilegiadas, escenas o hitos significativos de la historia.

  • Cómo fue dicho: por donde comienza la narración, cómo organiza el relato, temporalidad predominante y sus variaciones, tono emocional, corporalidad, gestualidad, quiebres en el contenido y el tono de la narración, lapsus o errores, momentos de tensión, de impasse o dificultad de la narración y la escucha.

  • Alteridad constitutiva del decir: atención a lo no dicho pero supuesto, al entramado de voces, figuras y narrativas que sostuvieron la narración y a las cuales el narrador estaba respondiendo. Se distinguió a nivel de segunda persona (relación narrataria-narrador) como de tercera persona (tercero estructural o campo de interlocución).

  • Producto de esta fase se obtuvieron doce informes de caso que integran los dispositivos de escucha implementados y que están compuestos de tres partes: las condiciones de producción del relato, la situación de interlocución entre narrataria y narrador (incluyendo reflexiones autoetnográficas sobre la subjetividad de la investigadora), y reflexiones sobre cómo el caso colaboraba a responder cada uno de los objetivos específicos de la investigación. [62]

En un segundo momento, se desarrolló el análisis transversal del material, orientado a la comprensión de las tramas de sentido comunes al conjunto de los doce relatos. Así, se re-articularon interpretativamente los informes de caso, recreando la cualidad de las subjetividades emergentes en los relatos. Se examinaron las temporalidades predominantes de los relatos; su campo de alteridad y principales interlocutores, bajo la forma de personajes reales, virtuales o narrativas canónicas (GUBRIUM & HOLSLTEIN 1998); y los principales movimientos de la primera persona singular y plural ("yo" y "nosotros"), considerando su manera de relacionarse con aquellas otras voces. Este momento analítico rearticuló lo relatado en cuatro Escenas de Sedimentación del tránsito entre el campamento y la vivienda social. [63]

4. Discusión

Se han descrito tres investigaciones que expresan de manera diversa una apuesta común respecto de la realización de estudios cualitativos desde enfoques narrativos-biográficos y que quieren centrar el foco en relevar aspectos relacionados con la complejidad de analizar datos en estudios cualitativos. Las convergencias en las tres investigaciones tienen que ver con opciones epistemológicas y ciertas dimensiones metodológicas comunes que rodean o preparan el momento del análisis de los datos. [64]

En las tres investigaciones presentadas encontramos la opción por el uso de relatos de vida como dispositivos de producción de información. Asumimos que los relatos de vida se construyen tanto a partir de la historia social, como de la historia familiar y la historia personal de quien cuenta una historia (DE GAULEJAC 1987). Lo narrado incluye además siempre al destinatario del relato, personificado en el entrevistador, investigador (o narratario), quien recrea la mirada del sujeto que narra a partir de la consigna y la escucha (BERTAUX 1997). Estos supuestos guiaron los procesos de producción y análisis de datos en las tres investigaciones. [65]

Como señala CRESWELL (2007), el análisis de datos se caracteriza más por movimientos circulares que lineales y, desde nuestra experiencia, coincidimos además con LIAMPUTTONG y EZZY (2005) en el sentido que el análisis de datos comienza muy tempranamente, desde el diseño mismo de las investigaciones. Desde la construcción de problemas o preguntas de investigación lo analítico se hace presente, inaugurando un modo particular de construir andamiajes metodológicos para el abordaje y comprensión de estas preguntas. Este sentido de lo analítico se refleja en las implementaciones metodológicas de las tres investigaciones: la producción y el análisis de datos aparecen como fases integradas y simultáneas, las que desde sus procedimientos y articulaciones van ofreciendo pistas analíticas que permiten luego redirigir el muestreo, el dispositivo de producción de información, así como volver sobre la construcción del objeto de estudio que se han propuesto investigar. [66]

Otro aspecto fundamental compartido por las tres investigaciones fue el uso de dispositivos de escucha (CORNEJO et al. 2011). Estos dispositivos (cuaderno reflexivo del investigador, notas del transcriptor, instancias de interanálisis, entre otros), conforman un montaje creativo que busca hacer inteligible la palabra dicha en respuesta a otros, devolviéndole su cualidad dialógica (BAJTÍN, 1989), y permitiendo en estas investigaciones considerar las voces de todos quienes participan de ellas. Estos dispositivos han dado forma y borde a los análisis de las distintas investigaciones presentadas, preparando el modo en que los datos serán analizados, incluso en sus utilizaciones más tempranas (acompañando la realización de cada encuentro con los participantes en la forma de cuadernos reflexivos, por ejemplo). En las investigaciones presentadas, se aprecia cómo la incorporación de diferentes voces − investigadores, asistentes de investigación, analistas, transcriptores, participantes − pone de relieve la importancia de lo grupal en el investigar, permitiendo mayor densidad en la escucha y otorgando así al análisis un espesor que potencia el quehacer investigativo. Estos dispositivos de escucha actúan al modo de engranajes o bisagras que van dando movimiento, articulación y cierta orquestación a los andamiajes metodológicos, posibilitando aproximaciones con sentido al objeto de estudio. [67]

En estas investigaciones también fue compartida la implementación de lógicas analíticas singular y transversal en el análisis de datos (CORNEJO et al. 2008). En una primera fase analítica singular, las investigaciones respetaron la coherencia y tensiones internas de cada relato para luego, en una segunda fase, analizar de modo transversal diferentes elementos considerando la totalidad de los relatos de los participantes. Ambas fases del análisis, si bien pueden pensarse de modo secuencial, ocurren simultánea y circularmente en el análisis, ya que desde los diferentes dispositivos de escucha (cuadernos reflexivos, interanálisis, notas del transcriptor e informes de caso) van apareciendo también pistas pertenecientes a ambas lógicas. [68]

La convergencia epistemológica y metodológica de las tres investigaciones, permite plantear entonces una intencionalidad analítica, sostenida en la convicción de que la técnica es un particular modo de desocultamiento del mundo que dispone el accionar de los investigadores y tiene una cualidad poiética que hace aparecer y a la vez ocultar (HEIDEGGER 2007 [1954]). Así, a partir de esta propuesta de intencionalidad analítica se formularán a continuación tres consideraciones epistemológicas y metodológicas que pueden aportar a la discusión y el trabajo sobre el análisis de datos en la investigación cualitativa. Estas consideraciones, si bien tienen su punto de partida desde nuestro trabajo en el enfoque biográfico, creemos pueden constituirse en pistas interesantes de explorar e implementar en diversas investigaciones cualitativas posicionadas desde otros enfoques. [69]

4.1 Puesta en disposición clínica: la reflexividad del investigador

Proponemos el trabajo con la reflexividad del investigador y su equipo como un aspecto fundamental para el análisis de datos. Siguiendo a LEGRAND (1993), se trata de:

"una puesta en disposición clínica, la que deberá mantenerse durante toda la investigación. Esta consiste en dilucidar, tan profundamente como sea posible, la propia relación del investigador con el tema elegido ¿Por qué se ha elegido este tema? El interés por él ¿está acaso asociado a una experiencia personal? Si es así, ¿a cuál? ¿Cómo influye esta experiencia personal, tanto en términos cognitivos como afectivos, en la aprehensión y concepción del objeto de la investigación?" (pp.185-186; la traducción es nuestra). [70]

Las tres investigaciones implementaron distintas estrategias en esta dirección. En la investigación sobre memorias generacionales de la dictadura chilena y en la investigación sobre transmisión transgeneracional del trauma en nietos de ex presos políticos, las investigadoras realizaron sus propios relatos de vida en relación a la temática estudiada. Las tres investigaciones incorporaron en sus dispositivos de escucha espacios y momentos para reflexiones autoetnográficas, dando un lugar a la experiencia del investigador en el curso de la producción de datos, así como a la reflexión colectiva sobre el lugar tomado por la investigadora en la relación de investigación y el impacto de ese lugar en el curso del relato de vida. [71]

Estos dispositivos posibilitaron trabajar aspectos transferenciales y contra-transferenciales implícitos en la relación de interlocución (LEGRAND 1993), lo que es fundamental al considerar que en la producción de datos sostenida desde un encuentro con otro, lo narrado, contado, hablado, afecta tanto a participantes como a investigadores. Tales dispositivos, además de permitir incorporar la experiencia subjetiva del investigador en el diálogo que hace inteligible la palabra del participante, lograron desarrollar un espacio de autocuidado para el equipo de investigación, estimulando la expresión y acogida de emociones y reflexiones asociadas a las distintas experiencias de contacto con los participantes y sus relatos de vida. [72]

Comprender la reflexividad del investigador como parte de una intencionalidad analítica, permite por ejemplo considerar distintas posiciones sociales del investigador, sus experiencias personales y creencias académicas o políticas (BERGER 2015), así como incorporar simultáneamente en el quehacer investigativo "un estado anímico y un compromiso activo" (BEN-ARI & ENOSH 2010, p.152). La intencionalidad analítica promueve procesos reflexivos constantes que dan al quehacer investigativo un sentido y profundidad que dotan de mayor calidad y robustez las preguntas sobre ciertos objetos de estudio y los andamiajes metodológicos que construimos para abordarlas. [73]

4.2 Puesta en disposición analítica: la escucha polifónica

Las tres investigaciones presentadas comparten también la unidad de análisis – la palabra dicha −, motivando un esfuerzo por recuperar la naturaleza situada, polifónica y dialógica de lo relatado (BAJTÍN 1989). Así, en un primer momento y desde diversos dispositivos de escucha, se desplegó un proceso de apertura de la escucha orientado a dar contexto a lo relatado, registrando dimensiones que escapan de su contenido: aspectos emocionales, materialidades del decir del narrador (entonaciones, titubeos, silencios, risas, etc.), imágenes y derivas de la escucha de la investigadora en el encuentro con el narrador y su discurso; y diversas respuestas de quienes escuchan los relatos (investigadora, transcriptores, interanalistas). [74]

Otro aspecto fundamental para la apertura de la escucha y dar continuidad a la cadena de diálogo iniciada en la realización del relato, fue la producción de conocimiento en reuniones de interanálisis (LEGRAND 1993) con todo el equipo de investigación. Cada equipo se conformó en una relativa heterogeneidad (generacional, social, biográfica, entre otras) que potenció la capacidad de escucha de los relatos de vida, enriqueciendo la construcción de hipótesis de trabajo, distinciones y registros asociados al fenómeno de estudio. Es posible plantear, siguiendo a CORNEJO et al. (2011), que la grupalidad constituye un modo de asegurar la reflexividad sobre el proceso y la construcción dialógica de conocimiento, que no culmina con el cierre de la interlocución entre investigador y participante, sino que continúa desarrollándose en todos aquellos que se vayan incorporando. [75]

La producción de conocimiento adquiere así una especie de apertura sin cierre, una construcción elíptica polifónica que va incluyendo diversas voces y ecos de estas voces. Desde las voces de los participantes, de los investigadores, de los miembros de los equipos de investigación, se transita también hacia las voces de las audiencias (lectores, evaluadores, editores, estudiantes, colegas) a quienes se destinan y dirigen en diversas formas (escritos, conferencias, formación, otras) descripciones acerca de resultados y procesos investigativos. La polifonía de la intencionalidad analítica comprende que los análisis no se cierran, no se clausuran, no se callan. Más bien abren y multiplican voces continuamente sobre sus objetos de estudio y las preguntas que nos formulamos acerca de ellos. [76]

4.3 Puesta en disposición creativa: escritura y producción de conocimiento

Una tercera consideración respecto a la intencionalidad analítica es la comprensión de la escritura como una etapa que forma parte integral del análisis: analizar es escribir. Y siguiendo a RICHARDSON (2000), escribir es investigar. [77]

La escritura es el momento en el que la intencionalidad analítica se orienta a la comunicación de hallazgos y reflexiones que el diálogo investigativo reflexivo y polifónico ha ido generando. Es el momento creativo por excelencia, en el que los investigadores damos un nuevo orden y sentido a los datos, comprendiéndolos desde un prisma que emerge en la apertura analítica con el interés de intentar dar respuesta a las preguntas de investigación. O también reconstruir mejores preguntas sobre los objetos de estudio sobre los cuales nos interrogamos y que interpelan nuestra atención. Es el momento en el que, siguiendo a STALLER (2015), ocurre el arte de construir relaciones edificantes, es decir, los datos son puestos en relación con la pregunta que sostuvo y sirvió de guía para el estudio, la literatura sobre el tema y las implicancias y proyecciones del estudio. [78]

La escritura en las tres investigaciones ha sido muy desafiante y ha estado articulada principalmente en torno a tres preguntas: ¿Cuál es la mejor manera de contar la historia del proceso reflexivo que ha sostenido esta investigación? ¿Cómo incorporar el carácter dialógico y no conclusivo de los datos y sus análisis? ¿Cómo dialogar con la comunidad científica y con la sociedad? [79]

La opción de pensar la escritura de resultados como el ejercicio de contar una historia ha implicado, inspiradas en RICOEUR (1990) una estructura inestable que está sujeta al ejercicio hermenéutico de un lector situado. Se trata de una historia abierta a diversas interpretaciones (ARFUCH 2002), que se desafía en tensionar el carácter dialógico de la palabra dicha y su escucha. [80]

Ha sido entonces relevante al pensar la escritura, sostener la convicción de no contar solamente resultados sino también el modo en que se desarrolló la investigación, donde hay varias historias que merecen ser contadas. Siguiendo a WAINERMAN y SAUTU (1997), nos parece que la trastienda investigativa constituye un género fundamental para las ciencias sociales y del sujeto, aportando tanto en la reflexividad del proceso investigativo, la creación y divulgación de nuevos procedimientos metodológicos al servicio de la comunidad científica, así como la comunicación de resultados de los procesos investigativos. [81]

Desde una intencionalidad analítica, todos estos elementos (y otros) van conformando diferentes modos en que es posible la construcción de conocimiento relevante desde la investigación social cualitativa. Este no se cierra en los resultados de investigaciones, se abre desde allí a diversas formas analíticas alternativas de comprender los objetos de estudio. Los andamiajes metodológicos de las investigaciones serán entonces otro de los elementos a considerar analíticamente: no solo los datos abren, también sus condiciones de producción. La escritura señalará otro momento en la circularidad elíptica de los quehaceres investigativos. [82]

4.4 A modo de cierre (y apertura)

Hacer investigación cualitativa en ciencias sociales se ha ido constituyendo para nosotras en el modo de la realización de un oficio, siendo la relación entre el investigador y su objeto de estudio un encuentro singular, como el encuentro del artesano y su obra. Cada investigación ha sido construida sobre cierta sedimentación de la experiencia del oficio de investigar y la influencia entre ellas cursó de forma similar a la del artesano que en su taller propone una manera de proceder a su aprendiz y este, a su vez, introduce modificaciones a ese proceder desde sus desafíos y estilos propios y desde contextos históricos y personales particulares. Retomando las ideas de SENNETT (2009) acerca de la artesanía en tanto impulso humano básico y deseo por realizar bien una tarea, el investigar puede ser considerado como una artesanía. Este oficio se vería también desafiado e inspirado desde una subjetividad que intenta realizar su tarea, su artesanía − el investigar − del mismo modo en que aspira a cierto modo relaciones sociales en el devenir actual, considerándola entonces otra forma de experiencia social, colectiva, abierta a otros y para otros. El compromiso reflexivo desde cierta intencionalidad analítica que proponemos a lo largo de todo el quehacer investigativo busca, al igual que propone SENNETT (2009) para el trabajo del artesano, involucrarse en tareas y trabajos, pero estando en todo momento atentos tanto a los procesos como a las prácticas, desde una ética que implica una participación activa donde, como señala este autor, hacer es pensar. [83]

No hay creación igual a otra. Aprender a investigar se juega más en la transmisión de una disposición a la acción, una manera de desocultar (HEIDEGGER 2007 [1954]), que en la repetición estandarizada de procedimientos. Y esa transmisión ocurre como al aprendiz y al maestro: en la experiencia de un diálogo íntimo que construye una relación significativa y singular de aprendizaje. Nos parece, desde acá, que la mejor manera de aprender y enseñar a investigar es contar la historia de esas relaciones, que son cada investigación. [84]

Este artículo ha querido contribuir entonces contando la historia de nuestra propia artesanía para abrir espacios de diálogo con otros investigadores, retomando la pregunta por el análisis de los datos para contar nuestras historias y proponer la intencionalidad analítica como una forma de dotar de sentido al quehacer investigativo desde lógicas y prácticas sostenidas por la investigación social cualitativa que desafían, incitan e invitan a continuar dialogando. [85]

Agradecimientos

Este trabajo ha recibido el apoyo del Proyecto FONDECYT N°1110411 "Memorias de la Dictadura Militar: voces e imágenes en la dialogía intergeneracional"; y de los proyectos CONICYT de Apoyo a Tesis Doctoral N°2410006 y N°24100117.

Las autoras agradecen a cada uno de los miembros de sus equipos de investigación por sus valiosos aportes en los procesos investigativos aquí retratados. Agradecen también a los participantes de las investigaciones realizadas, cuyos relatos e historias de vida permiten las reflexiones aquí presentadas. Finalmente, agradecen la lectura atenta y crítica de Carolina ROCHA, así como los valiosos comentarios de los evaluadores y del editor de FQS a cargo del manuscrito. Todas estas sugerencias han contribuido a mejorar las propuestas que aquí presentamos.

Referencias

Altounian, Janine (2008). De l'élaboration d'un héritage traumatique [Acerca de la elaboración de un legado traumático]. Cliniques méditerranéennes, 78, 7-22.

Andréu Abela, Jaime & Pérez Corbacho, Ana María (2009). Procesos de investigación interactivos sobre sentimientos de identidad en Andalucía mediante teoría fundamentada. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 10(2), Art. 18, http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs0902187 [Fecha de acceso: junio 14, 2011].

Araujo, Kathya & Martucelli, Danilo (2012). Desafíos comunes. Retrato de la sociedad chilena y sus individuos. Santiago: LOM Ediciones.

Arfuch, Leonor (2002). El espacio biográfico: dilemas de la subjetividad contemporánea. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.

Bajtín, Mijaíl (1989). Teoría y estética de la novela. Trabajos de investigación. Madrid: Taurus.

Bar-On, Dan (1989). Legacy of silence: Encounters with children of the Third Reich. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Barocas, Harvey A. & Barocas, Carol B. (1973). Manifestations of concentration camp effects on the second generation. American Journal of Psychiatry, 103(7), 810-821.

Becker, David & Díaz, Margarita (1998). The social process and the transgenerational transmission of trauma in Chile. In Yael Danieli (Ed.), International handbook of multigenerational legacies of trauma (pp.435-445). New York: Plenum Press.

Ben-Ari, Adital & Enosh, Guy (2010). Processes of reflectivity: Knowledge construction in qualitative research, Qualitative Social Work, 10(2), 152-171.

Bengoa, José (1995). La pobreza de los modernos. Temas Sociales SUR, 3, 1-7.

Berger, Roni (2015). Now I see it, now I don't: Researcher's position and reflexivity in qualitative research. Qualitative Research, 15(2), 219-234.

Bertaux, Daniel (1997). Les récits de vie [Los relatos de vida]. Paris: Nathan.

Besoain, Carolina & Cornejo, Marcela (2015). Vivienda social y subjetivación urbana en Santiago de Chile: Espacio privado, repliegue presentista y añoranza. Psicoperspectivas, 14(2), 16-27.

Bolívar, Antonio & Domingo, Jesús (2006). La investigación biográfica y narrativa en Iberoamérica: Campos de desarrollo y estado actual. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 7(4), Art. 12, http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs0604125 [Fecha de acceso: marzo 12, 2008].

Cárdenas, Manuel; Páez, Darío; Rimé, Bernard; Bilbao, Ángeles & Asún, Domingo (2014). Personal emotions, emotional climate, social sharing, beliefs, and values among people affected and unaffected by past political violence. Peace and Conflict: Journal of Peace Psychology, 20(4), 452-464.

Carvacho, Héctor; Manzi, Jorge; Haye, Andrés; González, Roberto & Cornejo, Marcela (2013). Consenso y disenso en la memoria histórica y en las actitudes hacia la reparación en tres generaciones de chilenos. Psykhe, 22(2), 33-47.

Chase, Susan E. (2011). Narrative inquiry: Still a field in the making. In Norman K. Denzin & Yvonna S. Lincoln (Eds.), The Sage handbook of qualitative research (pp.421-434). Thousand Oaks, CA: Sage.

Chile, Ministerio de Planificación (2006). Encuesta CASEN 2006. Santiago, Chile: Ministerio de Planificación.

Collier, Diane R.; Moffat, Lindsay & Perry, Mia (2015). Talking, wrestling, and recycling: An investigation of three analytic approaches to qualitative data in education research. Qualitative Research, 15(3), 389-404.

Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura (2004). Informe de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura. Santiago: Gobierno de Chile, http://www.comisiontortura.cl/listado_informes.html [Fecha de acceso: julio 13, 2014].

Cornejo, Marcela (2006). El enfoque biográfico: trayectorias, desarrollos teóricos y perspectivas. Psykhe, 15(1), 95-106.

Cornejo, Marcela; Besoain, Carolina & Mendoza, Francisca (2011). Desafíos en la generación de conocimiento en la investigación social cualitativa contemporánea. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 12(1), Art. 9, http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs110196 [Fecha de acceso: agosto 30, 2012].

Cornejo, Marcela; Mendoza, Francisca & Rojas, Rodrigo (2008). La investigación con relatos de vida: pistas y opciones del diseño metodológico. Psykhe, 17(1), 29-39.

Cornejo, Marcela; Morales, Germán; Kovalskys, Juana & Sharim, Dariela (2013a). La escucha de la tortura desde el Estado: la experiencia de los profesionales de la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura en Chile. Universitas Psychologica, 12(1), 271-284.

Cornejo, Marcela; Reyes, María José; Cruz, María Angélica; Villarroel, Nicolás; Vivanco, Anastassia; Cáceres, Enzo & Rocha, Carolina (2013b). Historias de la dictadura militar chilena desde voces generacionales. Psykhe, 22(2), 49-65.

Cornejo, Marcela; Besoain, Carolina; Carmona, Mariela; Faúndez, Ximena; Mendoza, Francisca; Carvallo, María José; Rojas, Francisca & Manosalva, Alejandra (2012). Trayectorias, discursos y prácticas en la investigación social cualitativa en Chile. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 13(2), Art. 17, http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs1202171 [Fecha de acceso: enero 25, 2012].

Creswell, John W. (2007). Qualitative inquiry and research design: Choosing among five approaches. Thousand Oaks, CA: Sage.

Cruz, María Angélica; Reyes, María José & Cornejo, Marcela (2012). Conocimiento situado y el problema de la subjetividad del/la investigador/a. Cinta de Moebio, 45, 253-274.

De Gaulejac, Vincent (1987). La névrose de classe [La neurosis de clase]. Paris: Hommes & Groupes.

De Zárraga, José Luis (2009). Acerca del sociólogo como escritor. Política y Sociedad, 46(3), 163-174.

Denzin, Norman K. (1994). The art and politics of interpretation. In Norman K. Denzin & Yvonna S. Lincoln (Eds.), Handbook of qualitative research (pp.500-515). Thousand Oaks, CA: Sage.

Edelman, Lucila; Kordon, Diana & Lagos, Darío (1998). Transmission of trauma. The Argentine case. In Yael Danieli (Ed.), International handbook of multigenerational legacies of trauma (pp.447-463). New York: Plenum Press.

Faúndez, Ximena & Goecke, Ximena (2015). Psychosocial trauma transmission and appropriation in grandchildren of former political prisoners of the civic—military dictatorship in Chile (1973-1990). Journal of Social Science Education, 14(2), 26-39.

Faúndez, Ximena; Brackelaire, Jean-Luc & Cornejo, Marcela (2013). Transgeneracionalidad del trauma psicosocial: imágenes de la detención de presos políticos de la dictadura militar chilena reconstruidas por los nietos. Psykhe, 22(2), 83-95.

Faúndez, Ximena; Cornejo, Marcela & Brackelaire, Jean-Luc (2014). Narration, silence. Transmission transgénérationnelle du trauma psychosocial chez des petits-enfants de victimes de la dictature militaire chilienne [Narración, silencio. Transmisión transgeneracional del trauma psicosocial en nietos de víctimas de la dictadura militar chilena]. Cahiers de Psychologie Clinique, 43, 173-204.

Flick, Uwe (2002). An introduction of qualitative research. Thousand Oaks, CA: Sage.

Flick, Uwe (2015). Qualitative inquiry—2.0 at 20?: Developments, trends, and challenges for the politics of research. Qualitative Inquiry, 21(7), 599-608.

Floersch, Jerry; Longhofer, Jeffrey L.; Kranke, Derrek & Townsend, Lisa (2010). Integrating thematic, grounded theory and narrative analysis: A case study of adolescent psychotropic treatment. Qualitative Social Work, 9(3), 407-425.

Gubrium, Jaber F. & Holstein, James A. (1998). Narrative practice and the coherence of personal stories. The Sociological Quarterly, 39(1), 163-187.

Hartman, Tova (2015). "Strong multiplicity". An interpretive lens in the analysis of qualitative interview narratives. Qualitative Research, 15(1), 22-38.

Harvey, David (1998). La condición de la posmodernidad. Buenos Aires: Amorrortu.

Heidegger, Martin (2007 [1954]). Filosofía, ciencia y técnica. Santiago: Editorial Universitaria.

Hidalgo, Rodrigo (2005). La vivienda social en Chile y la construcción del espacio urbano en el Santiago del Siglo XX. Santiago de Chile: Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, Pontificia Universidad Católica de Chile.

Hirsch, Marianne (2008). The generation of postmemory. Poetics Today, 29(1), 103-128.

Hsieh, Hsiu-Fang & Shannon, Sarah E. (2005). Three approaches to qualitative content analysis. Qualitative Health Research, 15(9), 1277-1288.

Ibáñez, Jesús (1992). Más allá de la sociología. El grupo de discusión: técnica y crítica. Madrid: Siglo XXI.

Jofré, Manuel (1990). Teoría literaria y semiótica. Santiago: Editorial Universitaria.

Lather, Patti (1991). Getting smart: Feminist research and pedagogy with/in the postmodern. New York: Routledge.

Legrand, Michel (1993). L'approche biographique: Théorie, clinique [El enfoque biográfico: teoría, clínica]. Paris: Hommes et Perspectives/Desclée de Brouwer.

Liamputtong, Pranee & Ezzy, Douglas (2005). Qualitative research methods. Melbourne: Oxford University Press.

Lira, Elizabeth; Becker, David & Castillo, María Isabel (1991). Derechos humanos: Todo es según el dolor con que se mira. Santiago: ILAS.

Loveman, Brian & Lira, Elizabeth (1999). Las suaves cenizas del olvido: vía chilena de reconciliación política 1814-1932. Santiago: LOM.

Mannheim, Karl (1993 [1928]). El problema de las generaciones. Revista Española de Investigaciones Sociológicas, 62, 193-242.

Martín-Baró, Ignacio (1990). Psicología social de la guerra: trauma y terapia. San Salvador: UCA Editores.

Patton, Michael Q. (2002). Qualitative research and evaluation methods. Thousand Oaks, CA: Sage.

Pennebaker, James W. & Banasik, Becky L. (1997). On the creation and maintenance of collective memories: History as social psychology. In James W. Pennebaker, Darío Paez & Bernard Rimé (Eds.), Collective memory of political events: Social psychological perspective (pp.3-19). Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum.

Reyes, María José (2009). Generaciones de memoria: una dialógica conflictiva. Praxis, 15, 93-104.

Reyes, María José; Cornejo, Marcela; Cruz, María Angélica; Carrillo, Constanza & Caviedes, Patricio (2015). Dialogía intergeneracional en la construcción de memorias de la Dictadura Militar chilena. Universitas Psychologica, 14(1), 15-30.

Richardson, Laurel (2000). Writing: A method of inquiry. In Norman K. Denzin & Yvonna S. Lincoln (Eds.), Handbook of qualitative research (2da ed., pp.923-948). Thousand Oaks, CA: Sage.

Ricoeur, Paul (1990). Sí mismo como otro. Madrid: Siglo XXI.

Ricoeur, Paul (1995). Teoría de la interpretación. Discurso y excedente de sentido. México: Siglo Veintiuno Editores.

Ricœur, Paul (2000). La mémoire, l'histoire, l'oubli [La memoria, la historia, el olvido]. Paris: Éditions du Seuil.

Rubilar Donoso, Gabriela (2015). Prácticas de memoria y construcción de testimonios de investigación. Reflexiones metodológicas sobre autoentrevista, testimonios y narrativas de investigación de trabajadores sociales. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 16(3), Art. 3, http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs150339 [Fecha de acceso: agosto 8, 2016].

Saraví, Gonzalo (2004). Segregación urbana y espacio público: los jóvenes en enclaves de pobreza estructural. Revista de la CEPAL, 83, 33-48.

Sennett, Richard (2009). El artesano. Barcelona: Editorial Anagrama.

Skewes, Juan Carlos (2006). De invasor a deudor: el éxodo desde los campamentos a las viviendas sociales en Chile. En Alfredo Rodríguez & Ana Sugranyes (Eds.), Los con techo. Un desafío para la política de vivienda social (pp.103-124). Santiago: Ediciones SUR.

St. Pierre, Elizabeth & Jackson, Alecia Y. (2014). Qualitative data analysis after coding. Qualitative Inquiry, 20(6) 715-719.

Staller, Karen M. (2015). Qualitative analysis: The art of building bridging relationships. Qualitative Social Work, 14(2), 145-153.

Starks, Helene & Brown, Susan (2007). Choose your method: A comparison of phenomenology, discourse analysis, and grounded theory. Qualitative Health Research, 17, 1372-1380.

Stern, Steve J. (2009). Recordando el Chile de Pinochet: en vísperas de Londres 1998. Santiago: Ediciones UDP.

Strauss, Anselm & Corbin, Juliet (1990). Basics of qualitative research: Grounded theory procedures and techniques. Newbury Park, CA: Sage.

Treglown, Jeremy (2014). La cripta de Franco. Barcelona: Ariel.

Valles Martínez, Miguel (2009). Hacerse investigador social: testimonios del oficio y artesanía intelectual del sociólogo. Política y Sociedad, 46(3), 13-36.

Wainerman, Catalina & Sautu, Ruth (1997). La trastienda de la investigación. Buenos Aires: Lumière.

Wasserman, Jason A.; Clair, Jeffrey M. & Wilson, Kenneth L. (2009). Problematics of grounded theory: Innovations for developing an increasingly rigorous qualitative method. Qualitative Research, 9(3), 355-381.

Autoras

Marcela CORNEJO, Ph.D. en ciencias psicológicas por la Universidad de Lovaina (Bélgica), es académica en la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Sus líneas de investigación transitan por los traumas psicosociales producto de la violencia política; los procesos de elaboración psíquica individuales y colectivos; la memoria colectiva; la clave analítica generacional; los enfoques biográficos-narrativos; la fotografía y la memoria; y la investigación social cualitativa.

Contacto:

Marcela Cornejo

Escuela de Psicología
Pontificia Universidad Católica de Chile
Av. Vicuña Mackenna 4860 Macul, Región Metropolitana, Santiago de Chile

Tel.: (+56) 22354 7669

E-mail: marcela@uc.cl

 

Ximena FAÚNDEZ, Ph.D. en psicología por la Pontificia Universidad Católica de Chile, es profesora de la Escuela de Psicología, e Investigadora del Convenio de Desempeño para las Humanidades, Artes y Ciencias Sociales y del Centro de Estudios Interdisciplinarios sobre Cultura Política Memoria y Derechos Humanos de la Universidad de Valparaíso. Sus líneas de investigación son trauma psicosocial producto de violencia política, quehacer de los investigadores sociales cualitativos, bienestar subjetivo, arte y memoria.

Contacto:

Ximena Faúndez

Escuela de Psicología
Universidad de Valparaíso
Blanco 1215 Oficina 101 Edificio Nautilus, Valparaíso, Chile

Tel.: (+56) 32260 3175

E-mail: ximena.faundez@uv.cl

 

Carolina BESOAIN, Ph.D. en psicología por la Pontificia Universidad Católica de Chile, es profesora, investigadora y supervisora clínica en la Facultad de Psicología de la Universidad Alberto Hurtado. Sus líneas de investigación son procesos de subjetivación urbanos, intimidad y hábitat popular, psicoterapia relacional sistémica, psicoanálisis relacional, perspectivas dialógicas y narrativas en psicoterapia, e investigación social cualitativa.

Contacto:

Carolina Besoaín

Facultad de Psicología
Universidad Alberto Hurtado
Almirante Barroso 10, oficina 216
Santiago de Chile

Tel.: (+56) 22889 7436

E-mail: cbesoain@uahurtado.cl

Cita

Cornejo, Marcela; Faúndez, Ximena & Besoain, Carolina (2017). El análisis de datos en enfoques biográficos-narrativos: desde los métodos hacia una intencionalidad analítica [85 párrafos]. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 18(1), Art. 16,
http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs1701160.



Copyright (c) 2017 Marcela Cornejo, Ximena Faúndez, Carolina Besoain

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.