Volumen 5, No. 3, Art. 32 – Septiembre 2004

"Aprender a pensar conceptualmente"

Juliet Corbin en conversación con Cesar A. Cisneros-Puebla

Resumen: Se proyectan algunas imágenes luminosas relacionadas con la tradición del interaccionismo simbólico desde las memorias de Juliet CORBIN sobre sus primeros pasos en el mundo de la investigación cualitativa. Basándose en su experiencia de enseñanza en seminarios o talleres alrededor del mundo, ella enfoca algunos temas relevantes sobre el aprendizaje de los procesos de la Teoría Fundamentada. A fin de distinguir el papel de la literatura en la producción de conocimiento socialmente activo, discute las diferencias entre escribir novelas, la perspectiva narrativa y escribir ciencia social desde la metodología de la Teoría Fundamentada. El Marxismo y América Latina son particularmente tomados en cuenta en la discusión que hace de la relevancia del activismo involucrado en la transformación social.

Palabras clave: Escuela de Chicago, Teoría Fundamentada, métodos, desarrollo del conocimiento, teoría literaria, desarrollo de conceptos, transformación social

Índice

Acerca de la entrevista

Sobre Juliet CORBIN

1. El inicio

2. El futuro de la Teoría Fundamentada

3. La tercera edición de Fundamentos de la investigación cualitativa

4. Hablando sobre América Latina

5. La Teoría Fundamentada como activismo

6. La Teoría Fundamentada alrededor del mundo

7. Comentario final

Galeria

Notas

Referencias

Autor

Cita

 

Acerca de la entrevista

Le envié un mensaje electrónico a Juliet CORBIN sobre la posibilidad de una entrevista para la revista FQS acerca de destacados investigadores cualitativos. Ella estuvo de acuerdo y la concedió. Nos vimos dos veces para la entrevista, enfocando las sesiones en sus proyectos en curso y en su experiencia personal, y sobre cómo ha llegado a ser investigadora cualitativa. Nuestros dos encuentros se llevaron a cabo dentro de dos grandes conferencias de investigación cualitativa en las que ambos asistimos como ponentes, una fue en Norte América y la otra en América del Sur. Conocí a Juliet CORBIN en Guadalajara, México en el año 2000 pues ella conducía un taller sobre Teoría Fundamentada. El taller nos dio la oportunidad a todos los presentes de aprender más sobre esta tradición de investigación y obtener respuestas a las preguntas sobre este método tan peculiar. El taller estaba apoyado por el Instituto Internacional para la Metodología Cualitativa, de la Universidad de Alberta, y su sede internacional ubicada en Guadalajara, México, en la Universidad de Guadalajara. Dentro y durante las sesiones del taller, Juliet y yo pasamos muchos momentos maravillosos discutiendo juntos. [1]

Sobre Juliet CORBIN

Juliet CORBIN es una figura clave en la discusión sobre la Teoría Fundamentada. Después de su colaboración con Anselm STRAUSS1) durante 15 años, su nombre está más que estrechamente relacionado con el actual debate sobre este método y su contribución particular a la producción de conocimiento. Esta colaboración tan estrecha continúa, en la medida en que ella escribió para el homenaje a STRAUSS: "He tratado de practicar la 'buena sociología'... exactamente como él me enseñó ha hacerlo: a tomar distancia y escuchar, ser conocedora de las propias inclinaciones y sus implicaciones, y a pensar analíticamente" (CORBIN 1991, p.17). Entre sus libros tenemos Chronic Illness and the Quality of Life [La enfermedad crónica y la calidad de vida] (STRAUSS, CORBIN, FAGERHAUGH, GLASER, MAINES, SUCZECK & WIENER 1984) que se tradujo al japonés; Shaping a New Health Care System [La configuración de un nuevo sistema de cuidados de la salud o en enfermería] (STRAUSS & CORBIN 1988), Unending Work and Care: Managing Chronic Illness at Home [Trabajo y cuidado continuo: el manejo de la enfermedad crónica en casa] (CORBIN & STRAUSS 1988), traducido al alemán en 1993; Basics of Qualitative Research. Grounded Theory, Procedures and Techniques [Fundamentos de la investigación cualitativa. La teoría fundamentada, sus técnicas y procedimientos] (STRAUSS & CORBIN 1990), traducido al árabe, chino, japonés, ruso, coreano y alemán; Grounded Theory in Practice [La teoría fundamentada en práctica] (STRAUSS & CORBIN 1997) y Basics of Qualitative Research: Techniques and Procedures for Developing Grounded Theory [Fundamentos de la investigación cualitativa: Técnicas y procedimientos para el desarrollo de la teoría fundamentada] (1998), disponible también en japonés, coreano y español. [2]

Cuando nos conocimos, no había ni asomo de que más tarde yo estaría entrevistándola. La entrevista vino mucho después cuando los dos estuvimos en Canadá, en la Quinta Conferencia Internacional Interdisciplinaria de Avances en los Métodos Cualitativos, llevada a cabo en Edmonton, Alberta, Canadá, del 29 al 31 de enero de 2004. El buscar tiempo para una entrevista durante una conferencia de este tipo es difícil, pero finalmente decidimos encontrarnos una noche, entre todas las actividades que teníamos. A pesar de que CORBIN y yo nos habíamos reunido y habíamos platicado varias veces, yo estaba muy nervioso. Pues nunca habíamos hablado en una situación formal, en una entrevista formal en la que se usaran grabadoras, un horario, etcétera. Para la primera sesión, elegí una grabadora analógica, aún cuando prefiero las digitales. Nos encontramos en su cuarto de hotel, ya que contaba con un área formal para sentarse y había tranquilidad, realmente una ventaja cuando uno se encuentra en el sui generis Fantasyland Hotel en el impenetrable centro comercial de West Edmonton. [3]

Dos meses más tarde nos reunimos para concluir la segunda parte de la entrevista. Esta vez nos vimos en el Centro de Convenciones "Amacio Mazzaropi", ubicado en Taubate, Sao Paolo, Brasil. El encuentro ocurrió en el contexto de la exitosa y brillante Primera Conferencia Brasileña sobre Investigación Cualitativa, del 24 al 27 de marzo de 2004. Una vez más nos vimos en su cuarto porque era el único lugar tranquilo disponible. Sin embargo, esta vez pude grabar nuestra entrevista en mi laptop. El Centro de Convenciones "Amacio Mazzaropi" es un lugar donde vivía este actor brasileño muy popular y que filmó en los años cincuenta. Después de su muerte, hace algunos años, "su granja" se convirtió en un centro de convenciones. El centro está bellamente construido para pensar y aprender, porque es muy privado, muy rural, y para recibir un gran número de personas. Hay muchos cuartos de conferencias separados, una gran cafetería, hermosos caminos para pasear, y un pequeño museo donde uno puede aprender más sobre la etapa temprana del cine hecho en Brasil. El único problema con el centro fue que los gallos nos despertaban cada mañana, antes de que amaneciera. [4]

Canadá y Brasil son dos partes del mundo tan impresionantes como diferentes, dos cuartos distintos para la entrevista, dos maneras diferentes de grabar la entrevista, y dos climas y situaciones culturales contrastantes, que constituyen la escena para la conducción de esta entrevista con una de las mujeres más sobresalientes en la investigación cualitativa. Fue un proceso de aprendizaje para mí, y para ella, una oportunidad para pensar sobre lo que le interesa y que no había pensado durante algún tiempo. Presento la entrevista en dos partes: la primera es una sinopsis de mis notas y la segunda en un formato de conversación. [5]

1. El inicio

La peor pesadilla para cualquier investigador cualitativo es estar preparado, tener una entrevista y descubrir más tarde que la grabadora no está trabajando adecuadamente. Eso es lo que me pasó a mí. Mi reto fue, entonces, tomar notas a la antigua, en forma segura y verdadera, con papel y lápiz. Este pequeño incidente nos dio una oportunidad para relajarnos en la medida que bromeábamos y contábamos historias de cómo STRAUSS, BECKER y HUGHES debieron haber usado esos métodos tan interesantes en sus primeros días como investigadores, esto es, en aquellos días antes de que hubiese tecnología que pudiese fallar. STRAUSS solía contar la historia de entrar a un cuarto para tomar notas apresuradamente, mientras hacía su trabajo de campo, y regresar más tarde a su casa después de un día difícil en el campo a escribir sus notas antes del siguiente día. Después de divagar sobre este punto por un rato, empezamos la entrevista con seriedad, y hablamos casi una hora sobre los factores que han influido en ella para convertirse en una investigadora cualitativa y qué es lo que la motiva para continuar siéndolo. [6]

Nuestra conversación empezó con el primer proyecto de investigación de CORBIN a principios de los setenta, como estudiante de maestría en la Universidad Estatal de San José, en San José, California. Aunque hizo una tesis de maestría completamente cuantitativa, fue en la Universidad Estatal de San José California (SJSU) donde Juliet se introdujo a la investigación cualitativa y al trabajo de SCHATZMAN y STRAUSS, a través del libro de ellos sobre la investigación de campo (SCHATZMAN & STRAUSS 1973). La investigación cualitativa le atrajo de una manera insistente ya que le daba el acceso para investigar a los participantes, y desde entonces CORBIN se prometió a sí misma que después de obtener su grado de maestría, regresaría a la escuela para estudiar con SCHATZMAN y STRAUSS en la Universidad de San Francisco California (UCSF) en un programa de doctorado. Después de llenar el requisito para dar clases en enfermería por algunos años en SJSU, CORBIN entró al programa de doctorado en enfermería en la UCSF en 1976. No obstante entró al programa de doctorado como estudiante de enfermería y no como socióloga, ya que su supervisora fue Ramona MERCER, puesto que los antecedentes académicos de ésta última eran sobre cuidado materno infantil, no le tomó mucho tiempo a CORBIN encontrar el camino hacia el Departamento de Ciencias Sociales y de la Conducta en la UCSF, en donde daban clases SCHATZMAN y STRAUSS. En ese tiempo, el Departamento de Ciencias Sociales y de la Conducta estaba ubicado en una casa vieja de la Tercera Avenida, como a cinco minutos caminando del edificio en el cual se albergaba la Escuela de Enfermería. [7]

No obstante que Barney GLASER había impartido en los años anteriores cursos sobre el análisis cualitativo en la UCSF, durante el tiempo en que CORBIN asistía a la Universidad, ya GLASER se había retirado de la UCSF, por lo tanto Anselm STRAUSS se había hecho cargo de los cursos. Mientras tanto, los cursos de trabajo de campo eran impartidos por Leonard SCHATZMAN y Virginia OLESON. CORBIN no podía haber estado más feliz con este arreglo y sentía que sus sueños se volvían realidad. Ella estaba con la gente con quien más anhelaba estudiar, y estaba estudiando el método de investigación que le había intrigado desde el momento en que por primera vez escuchó hablar de él. Entre sus compañeros en las primeras clases estaban Katherine MAY y Fred BOZETT (ya fallecido), quienes continuaron haciendo investigación cualitativa. Kathy CHARMAZ, otra investigadora cualitativa había estado en un curso anterior. CORBIN recuerda esas primeras clases en las que ella, Katherine MAY y Fred BOZETT se sentaban a observar con una admiración temerosa cómo manejaba los datos STRAUSS. Con frecuencia Juliet hacía énfasis a sus compañeros diciéndoles: "sería maravilloso que algún día pudiéramos trabajar con STRAUSS", sin pensar que algún día ella lo llegaría a hacer. No obstante que las clases eran extraordinarias en muchos sentidos – lo fascinante era ver lo que podía hacer STRAUSS con los datos – CORBIN recuerda que mucho de lo que se decía se quedó grabado en su memoria. [8]

Entre los estudiantes que trabajaban de una manera colaboradora con STRAUSS, en ese entonces, estaban FAGERHAUGH, SUCZECK y WIENER (STRAUSS, FAGERHAUGH, SUCZEK & WIENER 1985). FAGERHAUGH y STRAUSS estuvieron trabajando en el estudio sobre el dolor (FAGERHAUGH & STRAUSS 1977) y algunas veces FAGERHAUGH venía a clase, y STRAUSS y ella mostraban como trabajar con los datos. De acuerdo a CORBIN esto influyó mucho en ella porque le permitió llevar la filosofía que ella había aprendido en perspectiva, mostrando al interaccionismo en la práctica real. El escuchar a CORBIN regresarse a esos días, nos pone en contacto directo con una de las figuras clave del interaccionismo simbólico contemporáneo. [9]

Para mí el hablar cara a cara con CORBIN acerca de STRAUSS fue una "experiencia fundamental", parecida a la de CORBIN cuando se describe observando a STRAUSS en el análisis de datos con personas como FAGERHAUGH durante su clase de análisis cualitativo. Aunque su contacto con Howard BECKER se limitó a discusiones nocturnas ocasionales en el Instituto Tremont de Elihu GERSON, CORBIN también aquí, sintió la influencia interaccionista y la emoción de hacer investigación cualitativa. Qué afortunadas eran ella y otros estudiantes como Adele CLARKE, Susan LEIGH STAR y Joan FUJIMORA de haber tenido esa experiencia. Es algo completamente impresionante escucharla hablar – con frecuencia menciona el énfasis que STRAUSS daba al proceso – sobre lo importante que es aprender a pensar conceptualmente para hacer análisis cualitativo. [10]

En el tiempo en el que CORBIN estaba terminando su disertación, Anselm STRAUSS trabajaba con FAGERHAUGH sobre el estudio del dolor y empezaba otro con FAGERHAUGH, WIENER y SUCZECK acerca de la tecnología en los hospitales. En los setenta, STRAUSS había publicado, en colaboración con Berenice FISHER (una prima lejana de él), algunos escritos sobre George Herbert MEAD y la Tradición de Chicago (FISHER & STRAUSS 1978, 1979), los cuales le dieron a CORBIN un muy buen fundamento en la tradición filosófica que ella había escogido para sí. [11]

Se pudiese pensar que el estar en la UCSF y trabajando con STRAUSS significaba que el hacer la tesis sería una tarea fácil pero no lo fue. Phyllis STERN que era una investigadora cualitativa y que formaba parte del comité de tesis doctoral de CORBIN, tomó una posición de enseñanza fuera del estado. Anselm STRAUSS estaba en su sabático fuera del país y cuando regresó, se enfermó y estuvo indispuesto. A CORBIN se le dejó de lado para trabajar a larga distancia con STERN y con MERCER, quien no obstante su apoyo y su simpatía, era básicamente investigadora cuantitativa. De cualquier manera, CORBIN se las arregló para terminar su disertación. Pero ella estaba insatisfecha aún sobre lo que sabía acerca de la metodología de la Teoría Fundamentada. Y no obstante que podía haber regresado a la universidad de San José, en lugar de eso, escogió hacer un post-doctorado con STRAUSS. Esta vez ella se comprometió a aprender verdaderamente la Teoría Fundamentada. Entre sus camaradas de post-doctorado, estuvieron Janice SWANSON y Carole CHENITZ. Las clases de método fueron en casa de Anselm STRAUSS, ya que él continuaba recuperándose de su enfermedad y fue en estas clases cuando CORBIN conoció a Gerhard RIEMANN, Wolfram FISHER, compañeros de Alemania, y otros visitantes como Richard GRATOFF, Hans Georg SOEFFNER y Fritz SCHÜTZE, su estudiante Ralf BOHNSACK, todos de Alemania, y Herman COENEN de los Países Bajos. Más tarde ella conoció a Bruno HILDENBRAND, Johann BEHRENS y Doris SCHAEFFER, cuyos intereses se orientaban a lo cualitativo. No obstante que HILDENBRAND pertenece más a la tradición fenomenológica, también él comparte un amor por la investigación cualitativa, junto con CORBIN ha escrito un artículo sobre la Teoría Fundamentada (CORBIN & HILDENBRAND 2000). Estos fueron días maravillosos, recuerda CORBIN por el flujo de visitantes tanto de los Estados Unidos como del exterior. Las conversaciones eran estimulantes y se sentía bien formar parte de un cuadro de compañeros investigadores dedicados exclusivamente a hacer investigación cualitativa. La Escuela de Enfermería en la UCSF y otras universidades grandes, en esos días, se inclinaba fuertemente hacia la investigación cuantitativa y había dificultades para encontrar los estímulos y el apoyo para hacer trabajo cualitativo. [12]

Fue durante su post-doctorado que CORBIN empezó su colaboración con STRAUSS de 15 años. CORBIN estaba haciendo un estudio de parejas, en las que un individuo de la pareja sufriese una enfermedad crónica (CORBIN & STRAUSS 1988). STRAUSS se estaba recuperando de su enfermedad y no era capaz de salir y hacer mucha investigación. En la medida en que CORBIN le trajo las entrevistas a STRAUSS para su discusión, ella se dio cuenta que él estaba muy interesado en el tema y que era algo que él y su esposa habían experimentado en un nivel muy personal. CORBIN le preguntó a STRAUSS si le interesaba trabajar con ella en la investigación y fue el principio de sus años de trabajo juntos en ese y en estudios subsecuentes. Ellos eran como una especie de "bien avenidos" y trabajaban bien juntos, puesto que no competían uno contra el otro. [13]

No hay duda que la investigación cualitativa y la Teoría Fundamentada han cambiado desde entonces. Hay un lado en que parece que Barney GLASER lucha, este lado existe aunque la intención de STRAUSS nunca fue crear un conflicto. Simplemente se debe a que después de que los dos hombres dejaron de trabajar juntos, parecía que ambos siguieron su propio camino metodológico. Figuras centrales en el debate actual sobre la naturaleza de la Teoría Fundamentada son Adele CLARKE y Kathy CHARMAZ. Ambas tienen su visión y su versión del método, de la misma forma que Phyllis STERN y Rita SCHREIBER lo tienen (2001). Aún cuando esta parte la entrevista no se pudo grabar, varias veces la atmósfera social y la disposición de ánimo de las diversas personas que solían trabajar sobre tecnología y la Teoría Fundamentada la invadieron. Por ello, muy frecuentemente hablamos sobre el trabajo que hizo Elihu M. GERSON, y el que Susan LEIGH Star y Adele CLARKE todavía están haciendo. La tecnología, la metodología y la Teoría Fundamentada son buenas imágenes con las cuales cierro mi conversación no grabada con CORBIN. [14]

2. El futuro de la Teoría Fundamentada

Esta segunda parte de la entrevista fue grabada en mi computadora, por lo mismo decidí transcribirla. Nótese la diferencia en el estilo de redacción. Más que una sinopsis de nuestra discusión es mucho más un formato de conversación. [15]

CISNEROS: Cuáles son tus ideas acerca del futuro de la propuesta de la Teoría Fundamentada? [16]

CORBIN: No sé cuál sea el futuro de la Teoría Fundamentada. Hay ahora muchas versiones del método y otras del hecho que ellas comparten un deseo de construir teoría a partir de los datos, y no sé exactamente qué es lo que tienen en común. También encuentro que los investigadores están combinando métodos, los que son partes de la Teoría Fundamentada con algún otro método, y usan aspectos de ella, tales como el análisis comparativo y la muestra teórica, pero no tienen el propósito de construir realmente teoría. De manera tal que diría que la Teoría Fundamentada ha tomado su propio camino. Pero, luego entonces, yo creo que eso es lo que debemos esperar en cuanto a los métodos. Estos evolucionan. Sin embargo, en lo que se convierta la Teoría Fundamentada no me concierne tanto como en lo que se pueda convertir la investigación cualitativa. Hay más énfasis en los métodos alternativos y poco interés en el desarrollo de la teoría. Los estudiantes no quieren invertir tiempo en el trabajo duro que tenga que ver con la construcción de la teoría. Aún no entiendo como podemos continuar el desarrollo de varias profesiones sin el conocimiento básico para construir la teoría, teoría fundamentada en los datos. Hay muchos investigadores que están haciendo un excelente trabajo y los admiro mucho. Sin embargo existen aquellos que parecen querer soluciones rápidas para hacer el análisis de los datos. Se satisfacen con extraer algunos temas buenos sin tener que hacer el esfuerzo para penetrar en un análisis profundo que los lleven a un desarrollo del tema o del concepto. El resultado es un trabajo superficial, que a cambio le da mala fama a la investigación cualitativa. Luego entonces hay toda esta tendencia hacia la dramatización de los hallazgos y la redacción de novelas en lugar de reportes de investigación. Sigo pensando que es tiempo de que yo me retire; algunas de estas situaciones son demasiado para mí. No obstante, hay un punto más, quizás alguno de los problemas radican en la falta de una buena asesoría. Muchos maestros de investigación y miembros de comités no están entrenados como investigadores cualitativos, y, por lo tanto, no pueden dar una guía apropiada a sus estudiantes. [17]

CISNEROS: Pero yendo más allá de una disciplina específica, hay gente haciendo Teoría Fundamentada desde las humanidades, estudios organizacionales, y aún en estudios computacionales. Por lo tanto no todo está perdido, si es posible que te imagines cuál es el futuro. [18]

CORBIN: Es verdad que todavía hay lugares y personas que están interesadas en la construcción de la teoría y hacer trabajo cualitativo sólido. Tengo la tendencia a encontrar a estas personas en profesiones que están más orientadas a la ciencia, ciertamente gente fuera de la sociología. Por ejemplo, mientras estoy aquí en Brasil, se me pidió dar una conferencia en la Universidad Mackenzie, en la Escuela de Administración. Son más tradicionales y quieren métodos con algún sistema y con rigor. El departamento estaba bien representado por investigadores, tanto cualitativos como cuantitativos. Mostraron un gran interés e hicieron excelentes preguntas, principalmente sobre cómo lo cualitativo difiere de lo cuantitativo y cuando podría usarse una forma de investigación y cuando la otra. Creo que necesitamos más discusiones de este tipo. Realmente se enriquece el entendimiento entre métodos e investigadores, y abre opciones. Estaban también muy interesados en los aspectos de la construcción de la teoría de los métodos cualitativos. Disfruté muchísimo trabajando con este grupo de personas, como bien puedes tú entender. [19]

3. La tercera edición de Fundamentos de la investigación cualitativa

CISNEROS: En nuestra última conversación informal, me dijiste que estás preparando la tercera edición de Basics of Qualitative Research [Fundamentos de la investigación cualitativa]. En esta edición quieres agregar una sección sobre las raíces o nociones filosóficas del enfoque de STRAUSS a la Teoría Fundamentada. ¿Puedes hablarnos un poquito más sobre eso? [20]

CORBIN: Creo que es muy importante enunciar las tradiciones filosóficas que sustentan un método. La comprensión de estos fundamentos es importante porque influyen en las estrategias lógicas y metodológicas que se usan. En las ediciones anteriores de Basics, el editor quitó la sección sobre los sustentos filosóficos, pues él afirmó que no había espacio suficiente. Esta vez me voy a negar a que la quiten. Es especialmente importante tener esta sección ahora porque sabemos que nuestros sistemas de creencias y perspectivas influyen en el cómo vemos y trabajamos con los datos. Queremos que nuestros lectores entiendan por qué es importante observar las experiencias, sentimientos, la acción/interacción, para denotar la estructura o contexto en los que éstos están localizados, y el porqué es importante estudiar el proceso. Venimos de una tradición filosófica interaccionista DEWEYiana, con un poco de constructivismo y arrojados al postmodernismo. [21]

Es curioso mirar atrás porque cuando fui entrenada como investigadora de campo a la mitad de los años setenta, el énfasis estaba puesto en la objetividad, guardar una distancia entre el investigador y lo investigado. Ahora sabemos más y creo que el reconocimiento de lo que nosotros como personas llevamos a la investigación y nuestro involucramiento en los procesos de recolección de datos y de análisis, son algunas de las mejores ideas que hemos aportado a la investigación cualitativa en los últimos años. No obstante, mucha de los materiales que han aparecido, algunas de las cosas del postmodernismo, algunas de las feministas, algunas de las cuestiones constructivistas, creo que me han modelado y modelarán la manera como presentaré la nueva versión de Basics. [22]

CISNEROS: Me parece que en la tercera versión de Basics of Qualitative Research [Fundamentos de la investigación cualitativa] tratarás de corregir algunas confusiones. [23]

CORBIN: Creo que sí voy a corregir algunos malos entendidos. Voy a intentar dar a conocer el método y hacerlo más flexible y útil para una variedad de investigadores. Por supuesto que uno nunca está satisfecho con lo que ha escrito en el pasado y no hay forma de que uno pueda satisfacer todos y cada una de las críticas, no obstante, creo que soy hoy una persona diferente de lo que era cuando se escribieron la primera y la segunda ediciones. El libro tiene que ser diferente hoy porque he evolucionado como investigadora, básicamente ha sido a través de la interacción con otras personas. [24]

CISNEROS: ¿Es un proceso de maduración?2) [25]

CORBIN: ¡Sí! Creo que es un proceso de maduración, pero también lo es de la adquisición de conocimiento. Nunca voy a aceptar la noción de que no se necesite la teoría, sin embargo, no creo que cada proyecto de investigación deba llevar al desarrollo de la teoría. Hay espacio para todo, aún las producciones teatrales (los hallazgos de investigación diseminados a través de una obra) tienen su lugar, siempre y cuando se reconozca que éstos son métodos alternativos, y que los conceptos y la teoría son todavía necesarios para el desarrollo del conocimiento. Los discernimientos y las interpretaciones son valiosos y se pueden alcanzar de múltiples maneras igual que los conceptos bien desarrollados y la teoría. Esta última nunca será obsoleta. [26]

Jane GILGUN, mi muy respetada amiga y colega, y yo discutimos sobre todas estas tendencias en la investigación cualitativa. Ella ha escrito un artículo que dice ella ha sido aceptado por Norman DENZIN para Qualitative Inquiry (Ver GILGUN 2004). Ella ve el artículo como un trabajo literario más que como un reporte de investigación. Tengo curiosidad de verlo porque creo que el escribir una novela es un género aparte y, no obstante, hay novelas como las de DICKENS y BALZAC que provocan un cambio social, fueron escritas por novelistas entrenados y no por sociólogos. Jane hace patente que hay ciencia social en su "novela", quiero ver dónde se inserta la ciencia y dónde empieza la novela. [27]

CISNEROS: ¿Podrías platicarnos un poco más sobre esto? [28]

CORBIN: Pues, como ya lo he afirmado, creo que hacer ciencia es el propósito de hacer investigación. No hablo de ciencia en el sentido cuantitativo, sino ciencia en el sentido de descubrir y desarrollar conceptos. Si voy a escribir una novela, escribiré una novela suculenta y agradable con mucha acción y mucho sexo. Supongo que podría estar basada en gente que he conocido. Quizás sea porque vengo de una disciplina que es práctica. No puedo imaginarme el hacer un cambio en la práctica de las enfermeras basado en alguna novela que yo pudiera escribir, aún cuando recolectara la información de mis entrevistas para escribir la novela. La diferencia, como yo la veo, es el grado de creatividad que uno pueda permitirse. Si uno va a cambiar la manera como se practica una profesión, más vale que el cambio se base en dichos y datos fundamentados y no en algún capricho creativo que el investigador pudiera tener. Es bueno dramatizar las cosas porque en el drama se puede enfatizar. Sin embargo, si nos alejamos de la noción de ciencia en la investigación cualitativa, entonces ¿qué pasa con el desarrollo del conocimiento en campos como el de la enfermería? Estos campos tendrían que recurrir por completo a los estudios cuantitativos y se perdería la riqueza y las contribuciones de la investigación cualitativa. Necesitamos un balance en la investigación cualitativa. La gente puede experimentar e innovar, pero aún necesitamos algo de fundamentos. Quizás después de que esté terminada la tercera edición de Basics, debiera escribir esa suculenta novela. [29]

4. Hablando sobre América Latina

CISNEROS: ¿Te puedo preguntar que opinas sobre las ciencias sociales en América Latina? [30]

CORBIN: Me inquietaron las tendencias que la ciencia social estaba tomando cuando estuve en México y en otros países de América latina. Siento que se está haciendo mucho énfasis en la filosofía que se deriva del marxismo. Se debiera entender que el marxismo es una manera de ver el mundo y no una mala forma de verlo, pero no es la única. Sí, es cierto que hay inequidad y una inclinación al poder, pero no obstante no puedes explicar todo en términos marxistas. Esta es una tradición filosófica más y si se encierran los investigadores únicamente en esa tradición están excluidos de muchas otras rutas fructíferas e interpretaciones del mundo. El problema que tengo con el marxismo es que coloca a alguna gente en el poder y hace que alguien más aparezca como víctima. ¿Cómo puedes si quiera avanzar cuando te ves a ti mismo como víctima? Ya que no tienes porqué responsabilizarte de las cosas, puesto que siempre habrá alguien más a quien echarle la culpa. En el resto del mundo se ha demostrado que el marxismo no ha resuelto nada en absoluto. Fue la ruina económica de Rusia y de Europa Occidental. Creo que las filosofías más abiertas como el interaccionismo, agregan otra dimensión a la comprensión de cómo funciona el mundo, porque el interaccionismo dice que hay circunstancias y dentro de esas circunstancias se tiene el poder de actuar. Como investigadores cualitativos hay que tener nuestra mente abierta y buscar todas las condiciones que crean situaciones, y ver los caminos posibles para responder, actuando e interactuando. Si todo se ve como si fuera una lucha por el poder, simplemente nos lleva al conflicto y a la falta de progreso. América latina ha sufrido, no obstante, necesita más opciones y diferentes formas de mirar el mundo. Si me viera como víctima, nunca iría a ningún lado. Necesito estudiar cuidadosamente la situación y entonces encontrar mis opciones. Esa es una de las razones por las que me gusta el interaccionismo; no es determinista sino que comparte el poder, les da a las personas cierto grado de control sobre sus circunstancias. [31]

Percibo que la gente en América latina está enojada y está culpando. El enojo y las culpas nunca resuelven nada. Las revoluciones tienen más éxito si están bien planeadas y tienen un plan muy bien desarrollado, en lugar de alguna gente enojada actuando impulsivamente. Y es una locura pensar que los negocios nada tengan que ver con hacer dinero. Por supuesto que para eso son, de otra manera nadie haría negocios. Serían organizaciones de caridad. Pero hay una forma de mantener el equilibrio entre hacer dinero y cuidar a tus empleados y el medio ambiente. Debe negociarse con tiempo. Si una compañía viola un contrato debe ser multada, y si esto no funciona debe sacársele del país. Si una compañía empieza a perder dinero, ellos hacen que las cosas funcionen. El problema es la corrupción en todos los niveles tanto fuera como dentro de la organización (gobierno) y hay muchas caras para cada situación. Tómese el NAFTA (Tratado de Libre Comercio para América del Norte), tanto los mexicanos como los estadounidenses se están quejando de él. México dice que no se ha beneficiado a la gente mexicana y algunos estadounidenses dicen que han perdido dinero (la mayoría de los transportistas y trabajadores de cuello azul). Así que, ¿quién tiene la razón? Me parece que la situación es mucho más complicada de lo que se ve en la superficie. Para desechar esta situación de víctima y victimario, de país poderoso contra país pequeño que difícilmente le hace justicia a toda esta situación, uno tiene que tener el todo y las partes involucradas de la situación. Una sola de las partes no muestra el cuadro completo y, luego entonces, difícilmente puede resultar una solución viable. Necesitamos una mentalidad más abierta en investigación y más disposición para acceder a todos los hechos, no sólo los que queramos ver. [32]

CISNEROS: Sé que a ti te gustan verdaderamente algunos escritores latinoamericanos, como Jorge AMADO, Gabriel GARCÍA-MÁRQUEZ; de alguna manera ellos representan tu forma de conocer algo sobre nuestras realidades sociales en América latina, de manera que ellos representan para ti la vía para obtener conocimiento sobre nuestras realidades. [33]

CORBIN: Creo por ejemplo que cuando leí a Jorge AMADO, creció en mí un sentimiento hermoso por la gente de Bahía: de quiénes son ellos, de su herencia, de sus creencias, de sus experiencias, de cómo ven la vida; y también sobre el lugar, es decir, de su espiritualidad, y de sus emociones, algo sobre cómo es la vida en esa parte del mundo. La lectura me da gran habilidad para sentir y pensar sobre las cosas, sin embargo no veo que la lectura de estas novelas me nutra del bagaje científico que se necesita para hacer algún cambio. En mi viaje a Brasil, fui a Bahía y me di cuenta que debajo de la superficie de la belleza del lugar hay problemas sin resolver. Los negros todavía tienen los trabajos más mal pagados, y tienen problemas para alcanzar una buena educación. Fue un lugar bellísimo para visitar, tan cálido y colorido, creo que sería un buen lugar para ir y hacer algo de investigación cualitativa con la esperanza de que pudiese orientársele a un cambio. [34]

CISNEROS: En tu opinión ... [35]

CORBIN: Creo que veo la meta de las ciencias sociales como algo más que producir comprensión, más que eso es que las ciencias sociales sean capaces de identificar eventos que reprimen a la gente. La idea no es resolverles las cosas sino más bien darles las herramientas para que ellos mismos las hagan, ese es el conocimiento. Los primeros interaccionistas de Chicago salían a campo para observar los problemas de primera mano y reportarlos después. Fueron agentes de cambio. Pero no sólo eso, también fueron científicos confiables y no novelistas o dramaturgos. Anselm fue un agente de cambio, en especial dentro del área de la enfermedad crónica. Pero nunca habría tenido el impacto que tuvo, ni hubiese entrenado a tantos estudiantes, ni tampoco hubiese influido tanto en el pensamiento si no hubiera mantenido su identidad como ¡CIENTÍFICO! social. Él siempre se mantuvo en esa línea, no obstante todos esos cambios. Supongo que eso lleva por completo a la tradición de Chicago. [36]

5. La Teoría Fundamentada como activismo

CISNEROS: Me parece que detrás del interaccionismo simbólico hay una especie de compromiso social, algo similar al activismo. [37]

CORBIN: ¡Sí, exactamente! Uno quiere construir diferencias en la vida de la gente y para que construir esas diferencias tienes que ser como un participante activo, un incitador que va más allá de las ideas. Eso es lo que la Escuela de sociólogos de Chicago hizo en sus inicios – PARK, THOMAS, HUGHES. Ellos salían a campo para recolectar información, y basados en esa información lograron cambios. Veo el activismo como una parte importante del hacer investigación, pero quién te va a escuchar si no presentas tus hallazgos de una manera creíble – no de la científica cuantitativa sino de la científica cualitativa. [38]

CISNEROS: ¿Sientes todo este tipo de responsabilidad en el enfoque de la Teoría Fundamentada? [39]

CORBIN: ¡Claro! Creo que se lo debo a Anselm STRAUSS. Él veía el desarrollo de la teoría como una manera de conocer y de mejorar el mundo. Le debo a él el mantener viva esta visión. Cuando él por primera vez empezó a ser investigación en enfermedades crónicas, la gente todavía estaba enfocada en las enfermedades agudas. Ellos veían el tener enfermedades del corazón como un problema agudo, no como uno crónico que tenía implicaciones de la vida que habían llevado. Fue Anselm y el trabajo de sus estudiantes y asociados quienes dieron luz a todo el asunto de "vivir con enfermedades crónicas". Ahora ese pensamiento, por supuesto, se ha vuelto parte de un pensamiento dominante del que nadie se pone a pensar de donde vino. [40]

CISNEROS: ¿El papel del escritor de novelas en la transformación social es diferente del papel de los estudiosos de la Teoría Fundamentada? [41]

CORBIN: La teoría es diferente a una novela. Las novelas pueden proporcionar discernimiento y entendimiento. También pueden ser escritas para entretener y levantarte el ánimo. Pero el propósito de la teoría es proveer de una base teórica para la acción no para el entretenimiento. La base teórica está construida sobre conceptos que derivan de los datos, los datos recolectados de personas que viven o que están vivas y que experimentan las situaciones que se investigan. El otro día en que conversábamos, relataba Michael PATTON cómo él hacía que un grupo de niños representara una obra sobre sus descubrimientos. Estoy segura que era una técnica muy efectiva hacer comprender un punto, pero puedo asegurar que las autoridades de la escuela que lo habían contratado querían un reporte detallado de la investigación, porque no puedes sostener una producción teatral en tus manos y regresar una y otra vez para ver lo que se necesita hacer. Las autoridades y las agencias que subsidian la investigación quieren hallazgos que puedan manejar en sus manos, que muestren los conocimientos que han ganado a cambio de su dinero. No está mal una combinación de los dos, tanto el reporte como la producción. Puede ser que después de escribir mi vaporosa novela, escriba una obra de teatro. [42]

6. La Teoría Fundamentada alrededor del mundo

CISNEROS: Ahora tengo curiosidad por escuchar tu opinión sobre las diversas experiencias de hacer Teoría Fundamentada en diferentes países alrededor del mundo. [43]

CORBIN: He dado talleres en Japón, Noruega, Suiza, Inglaterra, Corea, Alemania, Canadá, Brasil y en México. Es muy interesante trabajar con esta diversidad de grupos porque los temas que estudian o que investigan son diferentes y su enfoque al hacer investigación es diferente. En países como Japón, la Teoría Fundamentada es atractiva porque posee cierta estructura. Japón es una sociedad estructurada. Tengo dificultad para ablandarlos y lograr que piensen de una manera más abierta y libre. Otros países parecen también muy serios al hacer investigación. No están tanto en la tónica de escribir novela teatral. Cuando luchas por subsidios con los investigadores cuantitativos es muy difícil mantenerse y decir: "Voy a escribir una obra sobre mis hallazgos", a menos que, por supuesto, uno esté en el arte creativo. Entonces una obra teatral sería perfectamente aceptable, pero no con fondos asignados para investigación. Por lo tanto, creo que hay todavía muchos países alrededor del mundo donde se espera más rigor y más tipos tradicionales de investigación. [44]

CISNEROS: Juliet ... y ¿cómo es en Alemania? [45]

CORBIN: Creo que en Alemania la investigación está orientada de una manera tradicional todavía. Sé de muchos investigadores cualitativos que están haciendo un gran trabajo en Alemania y hay mucho respeto por el trabajo de Anselm STRAUSS. Las conferencias sobre investigación cualitativa tienen bastante asistencia y son muy interesantes. Se está haciendo ahí mucho y muy buen trabajo. [46]

CISNEROS: ¿Y en América latina? No se habla mucho de investigación cualitativa. [47]

CORBIN: Realmente no he visto mucha investigación de Teoría Fundamentada. Sin embargo encontré gente en México que dice está haciendo Teoría Fundamentada y también aquí en Brasil. No he visto sus trabajos y no puedo juzgar la calidad, pero el trabajo cualitativo continúa y hay un interés mostrado en las conferencias tanto aquí como en México y probablemente en otros países latinos. No todo el trabajo hecho en América latina se ha publicado en inglés. Sé un poquito de español, pero no lo suficiente como para hacer una buena lectura de un trabajo científico (pero quizá una novela sí). Es por esa razón que muchos anglo parlantes no se dan cuenta qué tanto trabajo cualitativo se está haciendo en países de habla hispana. Sé que el libro Basics se tradujo al español en Colombia, por lo tanto alguien debe estar interesado en el trabajo cualitativo y eso es reconfortante. Necesitamos más intercambio y compartir los trabajos de investigación. También necesitamos más asesoría sobre los métodos cualitativos para los estudiantes latinoamericanos. Creo que el internet ayudará a romper algunas de las barreras. Tal vez lo que necesitamos para comenzar sea una clase interactiva de investigación en métodos cualitativos por internet. [48]

CISNEROS: ¿Regresando una vez más a tu respuesta sobre la Teoría Fundamentada en Japón, tú dijiste que "ellos quieren un poco más de estructura", ¿qué piensas de la relación entre la mente asiática y la Teoría Fundamentada? [49]

CORBIN: Como ya lo dije, Japón es una sociedad estructurada y por lo tanto les gusta para sus métodos alguna estructura. Es difícil hacer comprender la idea de la flexibilidad en el uso de la creatividad y en el uso de los procedimientos. Sé que los libros de la Teoría Fundamentada se han traducido al japonés. Sin embargo, como yo no leo japonés, yo no sé qué tan exactas sean las traducciones o si hacen resaltar la naturaleza dinámica y fluida de este método. [50]

CISNEROS: Estoy bastante sorprendido a causa de que he leído muchos artículos en diferentes revistas científicas internacionales, donde la gente reporta que está haciendo Teoría Fundamentada en Tailandia, Taiwán, China, Corea y Japón. [51]

CORBIN: Sí, mucha gente menciona que hace estudios de Teoría Fundamentada. Pero si están o no construyendo teoría es otra cosa bastante diferente. La gente hace el trabajo de acuerdo a su comprensión del método y hay un amplio rango de ese entendimiento. Muchos de los reportes que he leído son muy buenos. Hay también mucho trabajo que está siendo hecho alrededor del mundo, no sólo en Asia, que clama hacer teoría que no tiene semejanza con la teoría, ni con la Teoría Fundamentada o con ninguna otra. De hecho, alguna investigación es bastante superficial. Depende de qué tanto entrenamiento tenga el individuo, de dónde recibió él o ella su entrenamiento de investigación, y que tan flexibles son. Estuve con una mujer japonesa Shigeko Saiki-CRAIGHILL, quien vino y pasó algún tiempo conmigo. Estudió primero con Anselm en su clase de análisis. Después asistió a un seminario que Anselm y yo impartimos para estudiantes que estaban trabajando en sus tesis. Pero ella sentía que aún necesitaba más entrenamiento, así que pasamos tres semanas juntas trabajando con sus datos. Ella ha publicado de una manera extensa en Japón y es muy respetada. Es interesante ya que no obstante que está haciendo investigación cualitativa, los médicos están todavía más impresionados sobre sus hallazgos acerca de la experiencia de los niños con cáncer y de sus papás. Su investigación es muy reveladora y muy bien hecha. Setsuo MIZUNO es otro investigador japonés, quien hace un trabajo impresionante. (Ver por ejemplo MIZUNO 2003 en una edición anterior de FQS). Él tradujo el libro El descubrimiento de la Teoría Fundamentada y ha impartido seminarios y clases sobre la Teoría Fundamentada aún cuando tiene sus propios métodos de análisis. Junto con Shigeko y otros, MIZUNO ha tenido un gran impacto en la comprensión japonesa de la Teoría Fundamentada. Uno de los problemas con los que me he topado, trabajando con estudiantes de países asiáticos es el tipo de inseguridad cuando le dan nombre a los conceptos. Se trata seguramente de un aspecto cultural, timidez. Tienden a querer apegarse a los conceptos tradicionales como resistir para explicar las cosas. Sin embargo cuando se trata de guiarlos y de entrenarlos lo hacen muy bien. Lo que para mí es más interesante, cuando trato con estudiantes internacionales, son los conceptos que no puedo traducir de una lengua a otra, porque no existe la traducción. Esto se da muy en especial cuando trabajo en Japón y en Corea. [52]

7. Comentario final

Dada la complejidad del mundo actual, no me gustan las dicotomías; prefiero el pensamiento borroso porque me inspira más. Como ya he mencionado, las entrevistas fueron conducidas en dos partes del mundo muy impresionantes pero nada similares, tanto en dos cuartos como de dos maneras diferentes para la grabación y para el reporte de la entrevista. Puede que el lector esté creyendo que hay dos maneras o más para hacer Teoría Fundamentada. Sin embargo el Oriente y el Occidente podrían ser una respuesta inmediata o una imagen que emerge en este momento en el que CORBIN está hablando sobre hacer Teoría Fundamentada en todo el mundo. Oriente y Occidente, una vez más como dos puntos extremos, pero no me gustan las dicotomías, aún cuando dos climas contrastantes y dos escenarios culturales fueron el telón de fondo para esta entrevista. Recuerdo ahora las formas narrativa y paradigmática de pensamiento y para expresar la naturaleza del mundo como en diferentes dimensiones para enfocar nuestra discusión sobre nuestros conceptos y teorías. La literatura y la ciencia social pueden compartir algunos rasgos, sin embargo no se pueden fusionar, e inmediatamente Charles Percy SNOW (1959) y su concepto de dos culturales se interpone entre nosotros, recordándonos algunas de las ideas que CORBIN ha expresado sobre la relación entre literatura y ciencia, la tensión esencial y básica que ella estará abordando en el futuro próximo. [53]

(Traducido por Claudia Gloria ACEVEDO PELÁEZ y Martha MALDONADO GONZÁLEZ)

Revisado y corregido por César A. CISNEROS PUEBLA)

Notas

1) Ahora está disponible en http://www.ucsf.edu/anselmstrauss/ un extraordinariamente útil recurso para aprender mas sobre la herencia de STRAUSS. Adele C. CLARKE es responsable de este importante proyecto. <regresar>

2) Al hacer la entrevista y después de ella, me di cuenta de que la pregunta sobre los malos entendidos de las dos primeras ediciones de Basics of Qualitative Research [Fundamentos de la investigación cualitativa], podría no ser abordada en ese momento, no solo porque es un tema muy sensible, sino que también necesita una respuesta amplia y profunda, no propia para el formato del reporte de una entrevista. Por lo tanto, le pregunté a CORBIN más tarde, cuando estaba editando la entrevista, si podía referir a los lectores, a los cuatro puntos del debate con RENNIE (1998), que pueden ser resumidos así: 1) usar la experiencia como un dato; 2) el significado de la "comprobación" de hipótesis; 3) a qué se refiere con "macro" condiciones y de dónde se derivan éstas dentro del análisis de la Teoría Fundamentada; y 4) el concepto de proceso. Como escribió en aquellos días (CORBIN 1998, p.121) acerca del debate generado por esta primera edición que "... aunque el debate es importante, puesto que estimula la discusión que mueve el campo hacia adelante, ese ni siquiera fue nuestro intento cuando se escribió el texto ..." ella reconoce más tarde que la parte más difícil fue "... traducir en palabras lo que es un proceso muy difícil de dar a entender: la forma de pensar y de trabajar con los datos de Anselm STRAUSS ..." <regresar>

Referencias

Corbin, Juliet (1991). Anselm Strauss: an intellectual biography. In David Maines (Ed.), Social organization and social process (pp.17-42). New York: Aldine de Gruyter.

Corbin, Juliet (1998). Alternative interpretations. Valid or no? Theory & Psychology, 8(1) 121-128.

Corbin, Juliet & Hildenbrand, Bruno (2000). Qualitative Forschung. In Beate Rennen-Alhoff & Doris Schaeffer (Eds.), Handbuch Pflegewissenschaft (pp.159-184). Weinheim: Juventa.

Corbin, Juliet & Strauss, Anselm (1988). Unending work and care: managing chronic illness at home. San Francisco, CA: Jossey-Bass.

Fagerhaugh, Shyzuko & Strauss, Anselm (1977). Politics of pain management: Staff-patient interaction. Menlo Park, CA: Addison-Wesley.

Fisher, Berenice & Strauss, Anselm (1978). The Chicago tradition: Thomas, Park, and their successors. Symbolic Interaction, 1, 5-23.

Fisher, Berenice & Strauss, Anselm (1979). George Herbert Mead and the Chicago tradition of Sociology. Parts I y II. Symbolic interaction, 2(1), 9-26 and 2(2), 9-20.

Gilgun, Jane (2004). Fictionalizing Life Stories: Yukee the Wine Thief. Qualitative Inquiry, 10(5), 691-705.

Mizuno, Setsuo (2003). Transformative Experiences of A Turkish Woman in Germany: A Case-Mediated Approach Toward An Autobiographical Narrative Interview [50 párrafos]. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research [On-line Journal], 4(3), Art. 22. Disponible en: http://www.qualitative-research.net/fqs-texte/3-03/3-03mizuno-e.htm.

Rennie, David (1998). Grounded theory methodology. The pressing need for a coherent logic of justification. Theory & Psychology, 8(1), 101-119.

Schatzman, Leonard & Strauss, Anselm (1973). Field research: Strategies for a natural Sociology. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall.

Schreiber, Rita & Stern, Phyllis (2001). Using Grounded Theory in Nursing. New York: Springer.

Snow, Charles (1959). The Two Cultures and the Scientific Revolution. The Rede Lecture. New York. Cambridge University Press.

Strauss, Anselm; Fagerhaugh, Shyzuko; Suczek, Barbara & Wiener, Carolyn (1985). The social organization of medical work. Chicago: University of Chicago Press.

Autor

César A. CISNEROS PUEBLA es profesor en el Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa, Mexico. Enseña métodos cualitativos y epistemología de las ciencias sociales. Sus intereses de investigación incluyen análisis del discurso y análisis narrativo, Grounded Theory, interacción simbólica, análisis cualitativo de datos y computación cualitativa.

Contacto:

César A. Cisneros Puebla

Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa
Departamento de Sociología
Av. San Rafael Atlixco No. 186
Col. Vicentina
Delegación Iztapalapa
C. P. 09340
México, D.F.

E-Mail: csh@xanum.uam.mx

Cita

Cisneros-Puebla, Cesar A. (2004). "Aprender a pensar conceptualmente". Juliet Corbin en conversación con César A. Cisneros-Puebla [53 párrafos]. Forum Qualitative Sozialforschung / Forum: Qualitative Social Research, 5(3), Art. 32, http://nbn-resolving.de/urn:nbn:de:0114-fqs0403325.

Revised 4/2011



Copyright (c) 2004 César A. Cisneros Puebla

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.